miércoles, octubre 08, 2014

eva la mascota

eva, la mascota

 

La siguiente mañana, Gina fué la primera en despertar...

 

El colchón estaba húmedo ahí en la orilla ribeteada del colchón, justo donde Gina lo había estado mordiéndolo mientras dormía boca abajo.

 

La recamara olía a sexo y las otras 4 chicas seguían profundamente dormidas en distintos estados de semi desnudez.

 

Gina estaba boca abajo sobre la enorme cama kingsize y al lado de ella, roncaba suavemente su amiga Adriana.., ella les había llevado ese viernes a aquella deliciosa esclava suya para ser usada por TODAS ellas durante aquel largo fin de semana en cuernavaca.

 

Junto a Adriana estaba dormida Blanca.., una chica gordita de piel blanca como la leche, las tres dormían atravesadas sobre la cama king size, las sábanas estaban hechas bola, mojadas y zafadas de su lugar, la funda protectora del colchón también había desaparecido ahí donde la lucha campal había sido más intensa.

 

la amplia recamara tenia un par de reposet y un sofá doble frente a la gran pantalla plana; en el sofá, seguía dormida Esther, amiga de Adriana.

 

Gina giró la cabeza como buscando algo, finalmente encontró a la pequeña mascota hecha un ovillo en el suelo, al lado de la cama; la chica había deslizado los grilletes que esposaban sus manos al tubo de la cabecera de la cama y las había deslizado a lo largo del tubo inferior del armazón de metal y se había escurrido hasta quedar sentada el piso y virtualmente se había escondido entre la cama y la mesita de noche y ahí dormía, con la cabeza colgando hacia adelante, sus brazos seguían en alto sostenidos por los grilletes en sus muñecas que seguían adosados a la cabecera de la enorme cama y seguía como desde ayer totalmente desnuda.

 

Gina se dio cuenta que la diminuta esclava se había deslizado lo más lejos posible de Adriana y dormía con uno de los pies de Gina, justo en su cara.

 

Gina irguió su torso apoyándose con los brazos y giró su cabeza para mirarla mejor, pero sin moverse de su lugar; la chica dormía profundamente. Su cara estaba apoyada en la planta descalza del pie derecho de Gina quien mordiéndose el labio inferior y con una picara sonrisa oculta en la mirada, empujó la cara de la diminuta prisionera.

 

Gina empujó con su pie descalzo, levantó su cara y la giró a la derecha e izquierda, pero la chica siguió profundamente dormida, luego con una clara sonrisa, Gina empujó con su dedo gordo del pié y abrió la boca de la perrita y metió su dedo.., la chica aún dormida, lo empezó a chupar su dedo suavemente...

 

Gina sonrió de oreja a oreja cuando vio encima de la cómoda la llavecita que abría las esposas metálicas de la esclava.

 

Lentamente y sin hacer ruido, se puso de pie y recuperó la diminuta llave, caminó de puntillas rodeando la cama y con ella abrió uno de los grilletes que mantenían las manos de la prisionera en alto.

 

Gina se detuvo un par de segundos para disfrutar del leve color azul de las manos de la prisionera.

 

Luego, con cuidado de no despertar a nadie, sacó las manos de evita del tubo de metal de la cabecera de la cama y con el mismo cuidado separó la mesita de noche de la enorme cama.

 

La chica resbaló hasta quedar hecha un ovillo en el piso..., Gina tomó su otra mano y con firmeza se las volvió a esposar en la espalda de la perrita

 

La larga correa metálica seguía en el cuello de la mascota..

 

Gina empujo el cuerpo desnudo y dormido hasta dejarla acostada boca arriba en el piso junto a la cama...

 

Con una sonrisa traviesa, Gina se arremangó el blusón de dormir y se fue a sentar justo en la cara de la chica dormida..., pero no sucedió nada, entonces con una sonrisa torcida, Gina bajó una mano y dio un fuerte pellizco a uno de los erectos pezones que tenia entre sus piernas frente a ella....

 

con un salto de shock casi eléctrico la chica despertó de pronto...

 

...lentamente sitió como la lengüita de la prisionera se abría paso entre su ensortijada selvita de vello púbico y buscaba entre los pliegues de su sexo el erecto clit...

 

Por tercera vez en menos de 8 horas, Gina sintió la lengua cálida y húmeda de su nueva mascota empezar a lamer su sexo y a generar más humectación.

 

Gina comenzó lentamente, remover su sexo suavemente sobre el rostro de Evita mientras utiliza su otra mano para guiar su lengua guiándola por medio de una mano que se tenia en su puño parte de la abundante cabellera de la esclava, para así guiar la lengua de evita hacia los lugares que sentía necesita más atención; mientras que con su otra mano pellizcaba y atormentaba los pezones erectos de los diminutos senos de su mascota.

 

En cuestión de pocos minutos, se había convertido en un proceso mucho más violento, cuando Gina comenzó a excitarse empezó con mayor vigor y fuerza a follar y moler la cara de evita con su sexo; Gina rempujaba y restregaba su entrepierna sin ningún miramiento en la cara de eva con tal salvaje violencia y delicioso gusto; que los quejidos ahogados por el castigo de Gina hacia eva, amenazaban despertar a las otras 2, así que por breves segundos, Gina separó su entrepierna de la cara de la chica, para mirarla directamente a los ojos, jalándola cabellos, para advertirle con un dedo sobre sus labios que no hiciera ningún ruido...

 

Entonces con mayor confianza y gusto, continuó moliendo la cara de la esclava.

 

Mientras Gina se acercaba lentamente al final, ella se encontró de nuevo con la linda nariz de eva con su clítoris, y la utilizó para hacerse estallar a sí misma al apachurrar sin recelo alguno su clit contra el rostro de la prisionera hasta llegar a la recta final, mientras que ella metía tres de sus dedos profundamente en el sexo depilado de su prisionera.

 

Cuando finalmente llegó, Gina apretó sus carnosos muslos firmemente alrededor de la cabeza de la esclava, cerro los ojos y se dedicó a follar y moler la cara de su mascota con un total y delicioso abandono orgásmico.

 

Durante largos segundos los deliciosos estertores de placer la hicieron suspirar de gusto y alivio..., Gina cerró los ojos y lanzo un suave murmullo de satisfacción, pero cuando el deseo sexual menguó se acordó que tenia ganas de orinar así que sin soltar a su presa se giró 180 grados hasta sentarse en el pecho de la esclava, desde donde podía ver los ojitos de la perrita entre sus muslos y se posicionó sobre la cara y la boca de su perra y comenzó a orinar...

 

La chica abrió desmesuradamente los ojos y empezó a tragar bocanada tras bocanada de la caliente orina que ella dejaba salir a borbotones

 

Cuando al fin terminó, Gina siguió sentada cómodamente sobre la esclava y desde ese lugar empezó a jugar un juego cruel de asfixia y respiración, tapando con sus sexo la boca y la nariz de la pequeña perra...

 

Asfixiando a su cautiva y haciéndola casi casi desmayar a su presa; para luego dejarla respirar por breves instantes antes de volverse a sentar sonriente encima de la nariz y boca de su prisionera, Gina disfrutaba viendo los ojos de acrecentado terror de su victima, y entonces ella levantaba sus caderas brevemente y la chica respiraba desesperada por obtener aire fresco y entonces Gina se volvía a sentar en la cara de su victima.

 

Durante ese tiempo, a eva le resultó un tormento eterno, Gina disfrutó de su maldad hasta cansarse. Mientras eva se concentraba en aguantar la asfixia que Gina le imponía, boqueando desesperadamente, cada ves que se le permitía respirar, la mayor cantidad posible de aire fresco en la próxima oportunidad..., luego de eternos minutos de silencioso tomento, Gina comenzó a aburrirse.

 

 

 

Gina decidió levantarse e ir a tomarse un baño; poniéndose de pie, se alejó caminando hacia el sanitario, ahí fue donde encontró en el piso el largo y grueso tapón anal eléctrico en medio el pasillo..., así que lo levantó y regresó junto a la exhausta esclava, para hacerla girar con el pié hasta hacerla quedar boca abajo.

 

con No mucha calma ni con delicadeza, Gina procedió a enterrar el enorme but plug en el ano de la esposada prisionera y siguió empujando hasta ver que una a una las bolas, cada vez más grandes de su negra y bulbosa forma quedaban, totalmente enterradas y atrapadas por el estrechamiento que las separaba.

 

Poco a poco, el esfínter anal de la diminuta esclava se abrazó cada bulbo del instrumento con resignada sumisión, luego de desaparecer la 4ta bola, Gina lo encendió con una torcida sonrisa en el nivel tres, el cual, seguramente mantendría a la perra debidamente excitada.., pero no la llevaría hasta el tan anhelado orgasmo.

 

 

Antes de alejarse, pensó que quizá la chica podría alcanzar el vibrador, ya que sus manos estaban esposadas a la espalda.., entonces tomo la correa que aún estaba en el cuello de eva y jalando fuerte de ella hasta hacer a la prisionera levantar la cabeza en alto, luego ató el otro extremo a las esposas, obligando así a que las manos de su prisionera a apuntar hacia arriba, satisfecha de su imaginación se puso de pié y se alejo tranquilamente sonriendo hacia a regadera.

 

 

Evita intentó alcanzar con sus manos el enoorme instrumento que vibraba en su interior, haciéndola estremecerse sin control, pero Gina había atado su correa a las esposas de sus manos de manera tal que ella sola se asfixiaba y se apretaba el cuello cuando intentaba estirar los brazos.., decidió rendirse,  evitando en lo posible cualquier tipo movimientos.

 

Durante eternos minutos el suave HUMMM, del aparato vibrador fue lo único que se escuchaba en la habitación..., el aparato vibraba tan suavemente que la mantenía totalmente excitada.., pero no tenia la intensidad necesaria para llevarla más allá del abismo.., simplemente la mantenía frustrantemente excitada.. sin poder estallar...

 

La hipnotizarte vibración hacia a su cuerpo estremecerse cada pocos segundos.

 

Para cuando Gina regresó del baño con una gran toalla cubriendo su cuerpo, ya habían pasado más de 30 minutos de frustrantes e inmisericordes vibraciones para la mascota, y Gina se detuvo unos minutos al lado de la esclava, quien se retorcía en el piso, emitiendo ridículos puliditos como los de un perrito de apenas unos días de nacido.

 

Eva se encontraba viajando ciegamente en su propio mundo.., un mundo de vibraciones y ronroneos, sus contorciones parecían los de un animal moribundo.., sus ojos ciegos miraban hacia la pared, su boca abierta resoplaba jadeante, Gina sabia que el nivel tres de aquel instrumento no era suficiente para hacerla estallar, pero le dio una punzada de celos verla gozar así y se quedó un rato mirando como la grupa de la chica bombeaba arriba y abajo, espasmódicamente hacia la nada.

 

Luego de un rato Gina se agachó un momento, para bajar la vibración al nivel uno, y dijo en voz baja:

 

-"Me parece que tendremos que mantenerte constantemente esposada de ahora en adelante, realmente eres una perra en celo!!  Creo que ni siquiera podemos confiarte el hecho de que no te vayas a masturbar a cada momento de libertad que tengas, sin pedir nuestro permiso."

 

luego dejó caer su toalla mojada sobre evita, cubriéndola por completo y dejó de interesarse por ella y se fue a buscar algo de ropa que ponerse.

 

para ese entonces, Esther, Adriana y Blanca ya se habían despertado, comenzaron el día con alegres y sonrientes "buenos días por aqui y por allá", ellas también tomaron turnos para bañarse y arreglarse..., ninguna de ellas se percató de la abultada toalla mojada en el piso de la recamara y del zumbido que salía acompañado de ahogados pujidos.., o al menos fingieron no verlo.

 

La mañana era esplendorosa y ninguna setía deseos de ponerse a cocinar.., así que antes de las 10 de la mañana acordaron irse a desayunar juntas a un restaurant el centro.

 

Abrieron la puerta del jardín y las ventanas para que se airara la casa y pusieron croquetas en los platos del Rex y el Bobby, siendo el Bobby el perro de Gina; y el Rex es un pequeño Maltés propiedad de Esther, es color capuchino, de talla chica y el Bobby, a quien ya conocemos, es negro de raza Labrador.

 

 

 

Encantadas con la idea se fueron platicado juntas en el auto de Gina...

 

Cuando ellas 4 regresaron más de 2 horas después, se encontraron con una gran sorpresa..

 

La primera en ver esto, fue Esther y salió a la carrera de la casa veraniega para pedir silencio a las demás y decirles con gestos que la siguieran dentro de la recamara principal..

 

poco a poco se fueron entrando en aquella recamara y frente a sus asombrados ojos, se desarrollaba una escena increíble.., una a una, las amigas se fueron sentando en la enorme cama kingsize y en silencio se quedaron a admirar el desesperado bombeo del Bobby y del REX.

 

la escena frente a ellas, mostraba que la toalla había sido casi totalmente retirada del cuerpo desnudo de la esclava, la diminuta mujercita estaba acostada de lado, continuaba firmemente esposada y con la correa de la perra seguía atada a las esposas que mantenían sus manos levantadas y su cabeza echada hacia atrás, la perrita tenía la pierna derecha apuntando hacia el techo y esta pierna se estremecía de manera constante..

 

El pequeño Rex, estaba montando la cabeza de la esclava, bombeando su perruno instrumento en la boca abierta de la perrita.., quien lo lamia y chupaba con total abandono... y en cambio, el Bobby  estaba con sus patas apoyadas en la cintura de eva y bombeaba desesperado en el sexo depilado de la eva..

 

 

Todas podían escuchar el zumbido del vibrador aún profundamente enterrado en el ano de eva, quien dada su posición lo mostraba hacia la cama kingsize, la pierna estaba apuntando hacia el techo y el Bobby bombeaba frenético el sexo depilado de la pequeña perrita...

 

Ellas sabían por supuesto, que el Bobby consideraba a eva de su exclusiva propiedad y cada vez que ellas la traían a cuernavaca, no pasaban mas de unas pocas horas, en que el Bobby no deseara volver a montarse a la perra de eva.

 

la sorpresa para ellas, era este gangbang perruno.., tanto el REX como el Bobby se gruñian y se miraban entre ellos con odio, mientras que continuaban bombeando el cuerpo de la prisionera..

 

Suaves susurros y callados sonidos de asombro se intercambiaban desde la gran cama, las acciones frente a ellas proseguían con furia animal, de vez en cuando un gruñido más fuerte o más profundo se dejaba escuchar.., quizá fuera esta pelea de gruñidos lo que mantenía a los perros desconcentrados, pero la situación se prolongaba por interminables minutos..

 

Al inicio, las 4 amigas estaban como hipnotizadas..., luego, cuando la escena tomo fuerza y ritmo, ellas reían y aplaudían.., lanzaban agudos gritos de emoción.., los animales, por supuesto que las ignoraban...

 

Al cabo de unos 10 minutos, una se levantó para ir al sanitario, luego otra se salió al patio a fumar un cigarrillo, otra más se sirvió una cerveza.., la vida en la casa regreso poco a poco a la semi – normalidad .., de vez en cuando, alguna se asomaba y veía al REX bombeando la cabeza de eva mientras el Bobby lo miraba con cara de pocos amigos sentado en el piso..

 

Un rato después otra se asomaba y veía al Bobby lamer con avidez la cuevita depilada de la pequeña prisionera de donde manaba un liquido oloroso y cristalino.., manaba cual una fuente inagotable, mientras el REX salía a orinar al jardín...

 

luego regresaban los gruñidos y ofendidos ladridos y regresaba el mete-y-saca.., algunas sacaron botana y se sentaron en la cama para platicar y voltear a ver cuando algo interesante sucedía.

 

en cierto momento, alguna de ellas se acercó y soltó la correa de evita, pero dejándole las manos esposadas, al menos así los 3 animales estaban ya sin correa..

 

luego de casi una hora, las chicas empezaron a sentir celos de escuchar los ahogados aullidos de gozo de ambos perros y sentirse molestas al ver como gozaban de la perra.., al fin, luego de casi 2 horas, Adriana empezó a lanzar gritos y sacó a los 2 perros al patio delantero y cerró bien las puertas...

 

Durante eternos minutos, la pequeña prisionera siguió tirada en el suelo, con leves estertores de placer y débiles quejidos..., hasta que alguien se acordó de apagar y sacar el bulboso vibrador del ano de la mujercita.

 

casí en el acto cayó profundamente dormida..

 

Durante el resto del día, nadie molestó a evita.., la dejaron dormir tranquila.., entonces acordaron darle algo de comer, por ello la despertaron a media tarde.., ahí comió un nutritivo caldo de pollo, abundantes líquidos, gatorade, unos cuantos tequilas y algo de nieve de limón.

 

vuelta a dormir..

 

al caer la noche la despertaron y entre las 4 la bañaron de pies a cabeza.., entre 4 frotaron su pequeño cuerpo con fuerza, usaron varios jabones, gel y shampoo para lograr sacar de ella aquel olor de animal..

 

Para ahora, ya habían echado suertes y tenían turnos claramente marcados, de 20 a 00 hrs, la usarían Esther y Adriana, luego la dejarían descansar y a las 7am del domingo, sería de Gina y Blanca..., incluso había un turno asignado para los 2 perros que aullaban afuera...

 

Fin?

jueves, noviembre 21, 2013

Esclava Eva y el VOYEUR...

<b>VOYEUR</b>

 

<i>Me pareció muy natural el grupo de chicos que llegaron a la orilla de la alberca del hotel, acomodándose en poltronas, poniendo toallas, dejando sandalias, etc.

 

Unos corrieron hacia el mar mientras otros se metieron a la alberca.

 

Eran 9 en total, 5 chicas y 4 chicos, todos esbeltos, de cuerpos hermosos, bronceados, todos eran adolecentes, o al menos eso pensé al principio, ya que después me percaté de una mujer de 25 o 30 años, de muy corta estatura y con un cuerpo hermoso y bien proporcionado, senos pequeños pero llenos, cintura estrecha y amplias caderas que denotaban que ya no era una delgada adolecente con cuerpo de niña, esta mas bien era una mujer 100% sensual, de bien marcadas y proporcionadas curvas.

 

Todos los chicos, ellos y ellas, giraban alrededor de ella, brincoleaban como niños pequeños, entusiasmados, ellas daban agudos gritos de emoción y ellos se empujaban entre si, murmurándose cosas en el oído.

 

Los adolecentes rondaban entre los 15 y 19 años, algunas de las niñas, mostraban una actitud a veces infantil, otras maduras, ellos en cambio, aun parecían más niños que ellas, aunque sus hormonas ya estaban actuando, claramente.

 

Eran un atractivo grupo de Barros y Espinillas, llenos de hormonas adolecentes, y esta chica, parecía ser la encargada de ellos, pues cargaba una gran bolsa llena de toallas, bronceadores y demás cosas.

 

Los adolecentes brincaron a la alberca y nadaron un buen rato, todo mientras la pequeña mujer, llena de curvas sensuales, se quitaba la larga blusa-bata y dejaba a la vista un cuerpo perfecto, sensual, muy bronceado, con músculos finos y lisos pero claramente marcados.

 

Este cuerpo diminuto demostraba poseer una gran fuerza física además de estar cubierto únicamente por el más minúsculo y francamente inmoral bikini color naranja que he visto en toda mi vida.

 

La diminuta damita procedió a ponerse con toda calma aceite bronceador en su escultural cuerpo.

 

Al poco rato de estar tendida al sol, algunos de los chicos le llamaron y ella con una sonriente y tranquila calma se metió en el agua y nadó hasta donde estaban los 4 chicos que le habían llamado, quienes se encontraban en un apartado recodo de la alberca donde muy poca gente nadaba o transitaba, ya que estaban prácticamente entre las rocas de la bella cascada que enmarcaba el lado norte de la alberca.

 

En cuanto ella se acerco, ellos animadamente platicaron con ella, riendo y bromeando, los chicos adolecentes llenos de espinillas se empujaban unos a otros mientras rodeaban a la pequeña mujer hermosa.

 

Se escuchaban las risas y sofocados murmullos, en cierto momento, ella levanto intencionadamente los brazos fuera del agua y apoyo sus manos en su cabeza.

 

Su larga y abundante melena negra colgaba húmeda a su espalda y sus hermosos ojos verdes estaban fijos en la lejana playa, mientras ella mantenía esta extraña actitud y su absurda posición, los chicos se zambullían a su alrededor, subían a tomar aire y volvían a bajar bajo el agua, parecía un prolongado concurso de ver quien aguantaba mas tiempo bajo el agua.

 

Ella seguía en su tranquila posición, con las manos en su cabeza, a veces usando las manos para cubrirse del sol y de las salpicadas de agua de la cercana cascada.

 

Como a los 15 minutos de este juego, llegaron hasta ahí 2 chicas, ellas murmuraron cosas a los chicos y 3 de ellos se retiraron con cara de regañados, alejándose de su pequeña y sensual "NANA".

 

Las nuevas chicas le hablaron a la hermosa damita, quien bajo los brazos y hundió su cuerpo en el agua espumosa de la cascada, mientras las 2 recién llegadas y el chico alto que quedaron detrás hablaban entre cuchicheos.

 

Yo veía las cabezas de los 4, la Damita, las chicas y el larguirucho muchacho que las acompañaba.

 

La verdad es que mi curiosidad se sintió totalmente aguijoneada y decidí entrar al agua con mi snorquel y mi nuevo visor bajo el agua.

 

Yo se que eso de usar un visor para ver bajo el agua es anticuado y fuera de moda, ya que ahora todo mundo usa gogles.

 

Pero mi visor tiene un lente interno que con pequeños ajustes lo convierten en un poderoso prismático para ver de lejos bajo el agua.

 

Así que nadando bajo el agua, busque un sitio propicio apostado entre una isleta de rocas a media distancia entre la cascada y la mayoría de las personas en la alberca, y entonces mire hacia donde estaban los recién llegados.

 

Cual va a ser mi sorpresa, al ver claramente bajo el agua, que una de las chicas tenia entre sus manecitas, los desnudos y erectos pezones de la diminuta mujer quien aguantaba estos jalones y evidentemente fuertes pellizcos, con una estoica tranquilidad que me asombro.

 

Pero entonces vi como la otra chica se estiraba bajo el agua alejándose del cuerpo perfecto de la pequeña mujer y entonces vi claramente como su pie desnudo delineaba la forma de los muslos perfectos de la mujercita, empezando desde sus rodillas y subiendo lenta y suavemente hasta que finalmente y con total naturalidad introducía la punta de su pie en la desnuda y totalmente depilada cuevita de su "NANA".

 

La ultrajada mujer, abría las piernas y facilitaba la maniobra todo esto sucedía mientras el alto muchachito, metía y sacaba uno 2 o mas dedos del ano de nuestra amiga, cosa que pude suponer por los obvios movimientos de su gran mano, moviéndose detrás de ella.

 

las chicas aun cuando eran aun adolecentes y les faltaba evidentemente crecer un poco mas, ya rebasaban en estatura a la diminuta morena, en cambio el chamaquillo de 18 o 19 años era verdaderamente descomunal al lado de ella, media quiza 1.80 y probablemente seguiría creciendo mas; ahora que lo pienso, quizá esta pequeña mujer debe medir 1 metro y medio a lo sumo.

 

Su diminuto bikini naranja tenia abierto el nudo del frente del bra, dejando sus pequeños pero firmes senos libres de tapaduras, para los manipuleos que la rubiecita, de 15 o 16 años, realizaba con sus erectos pezones; mientras que su braguita, se encontraba

a la altura de sus rodillas, dejando su escultural cuerpo totalmente desnudo bajo el agua de la cascada y también bajo el control total de lo que sea que estos caprichosos adolecentes tuvieran en gana hacerle.

 

Yo no salía de mi asombro, mirando la escena desarrollarse frente a mi asombrada mirada y yo con mi pene totalmente erecto bajo el agua contemplaba todos y cada uno de los descuidados manipuleos a los que el cuerpo sensual de la damita era sometida con total naturalidad.

 

Ahora, la chica de los pezones, se los retorcía con algo que solo se podría calificar de total malevolencia, dejando claramente  marcados sus dedos en la bronceada carne de los hermosos senos.

 

La chica del pie aceleraba el insensible pintoneo de su pie dentro de la cuevita depilada de la mujercita, quien adelantaba su vientre, ofreciéndolo al encuentro del esbelto pie de su joven penetradora.

 

El chico se acercaba y murmuraba algo a la damita, ahora era evidente, que el joven se bajaba el short y penetraba de una sola y contundente estocada el ano de la perra.

 

Su mano abrazaba su diminuta cintura, estrechando su cuerpo perfecto mientras sus 2 amiguitas redoblaban esfuerzos y hacían venir frente a mi indiscreta mirada ala pequeña prostituta.

 

Eso es!

 

Esta mujer es una prostituta, una PERRA

 

No puede ser otra cosa, es una hambrienta de sexo (una ninfómana)

 

Viviendo con esta bola de adolecentes...

 

Todos ellos y ellas listos para el sexo en cualquier lugar y momento

 

Hombrecitos que pueden hacerle el amor 6 o más veces al dia..

 

Mujercitas curiosas que desean explorar juegos sexuales aun en publico

 

y esta PERRA ofrecida sonriendo con su mirada de mosca muerta, totalmente desnuda y ofrecida a estos increíbles manipuleos en un lugar publico!!!

 

Que clase de bajezas no hará esa PUTA en la intimidad de una habitación?

 

Poco a poco el cuerpo convulso dejo de estremecerse, y floto lánguidamente en el agua; pero sus asaltantes ni se detuvieron ni bajaron el ritmo de sus estoques.

 

Cualquier persona normal se hubiese detenido, pero no estas 2 mujercitas adolecentes y su altísimo amiguito, ni se detuvieron, ni bajaron el ritmo, siguieron estimulando el cuerpo de la putita, quien no ofrecía ninguna resistencia frente a los embates que recibia a mas no poder.

 

El profundo pintoneo del chico en su ano, se manifestaba en saltos que su pequeño cuerpo daba, y la chica que penetraba su sexo con la punta de su pie descalzo, ajustó su ritmo, para encontrar el momento de empujar su pie en las profundidades de la vagina depilada.

 

Poco a poco, pero claramente para mi, este cuerpo caliente mostraba nuevamente claros signos de excitación, en sus pequeños pies, sus deditos se enroscaban en movimientos espasmódicos, su vientre perfecto se marcaba bajo el esfuerzo de una nueva excitación.

 

Los chicos ni hablaban entre ellos ni sonreían, estaban totalmente concentrados en su labor, arreciando el ritmo y la fuerza del esfuerzo conjunto.

 

De nuevo, la PUTA estaba lista para un nuevo orgasmo, a menos de 4 minutos del anterior, su cuerpo se contorsionaba y el chico que la sodomizaba empujaba con fuerza.

 

Y entonces estallo....

 

Su cuerpo vibro como un perro sacudiéndose el agua, como una licuadora a todo dar, como un vibrador eléctrico de pilas...

 

Solo entonces, después de 2 devastadores orgasmos, los 3 adolecentes soltaron su presa....

 

Ella floto por unos segundos levemente a la deriva y entonces la chica del pie, estiró su mano y la jalo del cabello; entre los 3 subieron la diminuta braguita y anudaron el minúsculo bra sobre los seos expuestos de aquel cuerpo lánguido y extenuado.

 

Los jóvenes actuaban sin cuidado y con naturalidad, subieron mas de la cuenta la braguita naranja, dejaron que yo viera como la breve tela se enterraba entre sus labios inflamados, marcando claramente la forma de su sexo, poniendo de manifiesto su rasurada condición.

 

Todo ello mientras el chico anudaba apresuradamente el frente del top, dejando descuidadamente un erecto pezón de fuera del diminuto triangulo de tela naranja a la vista de todos.

 

Cuando la vieron semi-vestida, dejaron su cuerpo escultural flotar a la deriva, y se alejaron contentos, cada quien por su lado.

 

Ella parecía en shock y flotaba lentamente hacia a mi.

 

Pensé en alejarme, para evitar ser descubierto, pero justo en ese instante llegaron los 3 chicos recién regañados, en silencio y con actitudes subrepticias se acercaron al glorioso cuerpo extenuado que flotaba a la deriva, sus ojos no miraban a la mujercita, al contrario miraban la gente en la alberca para ver si alguien los miraba desde ahí.

 

El mas gordito de los tres estiro la mano y tomo en su puño un largo mechón de cabello negro y jalo de el hasta arrastrar el cuerpo flotante.

 

Entre los 3 chicos llevaron a la pequeña perrita hacia una  pequeña cueva que se ocultaba bajo la cascada.

 

Ahora con mayor curiosidad, me acerque lentamente y entonces pude ver el interior de la cueva desde mi escondite y vi como uno de los chicos penetraba enérgicamente a la putita, brincando sobre ella, mientras los otros 2 la sostenían prisionera, cada uno jalando de un brazo, poniéndola en cruz sobre una piedra esférica, semi sumergida. Pocos segundos después, el chico rubio terminaba dentro de ella y entonces este chico recién eyaculado, tomaba el lugar de otro de sus amiguitos y el recién liberado, penetraba raudamente y sin ninguna contemplación el cuerpo escultural de la diminuta perrita.

 

Desde donde miraba, me di cuenta que aun en medio de esta violación, ella sonreía lánguidamente y su seno erecto aun se veía claramente descubierto.

 

Ya era el 3er chico quien penetraba a la pequeña puta y sus 2 amigos jalaban de los brazos de su prisionera.

 

En el agua flotaban los blancos testigos del sexo que en la cueva estaba ocurriendo.

 

Entonces recordé como aquella perra, hace cosa de escasos 45 minutos, estaba de pie con las manos en la cabeza, rodeada de 4 adolecentes, quienes me parecían jugar a contener la respiración; cuando a decir verdad, quien sabe a que nueva vejación sometían entre los 4 a la pequeña perra, no solo eso, sino que tenia sus manos fuera del agua, en actitud de espera, como castigada.

 

Ahora lo veo claro.

 

 

Ella es la esclava de estos 8 chicos, y ellos usan y abusan de ella y su glorioso cuerpo, de manera constante y prácticamente sin descanso, a lo que ella se presta con total abandono.

 

En cuanto los 3 chicos terminaron de violarla, salieron sonrientes de la pequeña cueva y dejaron a su esclava sola y semi desnuda.

 

Luego de 4 o 5 minutos salió ella de la cueva y nadó cruzando la alberca, para salir del agua y recostarse en su poltrona, donde la esperaba su enorme toalla.

 

Pero ni siquiera acababa de salir del agua, cuando las últimas 2 chicas que faltaban de "usar" a la esclava, aparecieron junto a ella con cara de que la esperaban impacientes.

 

Las chicas le hablaron y las tres regresaron al agua, en esta ocasión se internaron hacia la zona más llena de gente y nadaron hasta la orilla, donde ella saco los brazos y la cabeza del agua y fingió descansar ahí, mientras que las dos chicas la rodearon, ahora era claro para quien quisiera ver lo que le hacían a la vista de todos, una metía su manecita en su sexo depilado mientras la otra exploraba su ano; ambas manos ocultas apenas por lo pequeño del triangulo de tela naranja.

 

Las chicas fingían conversar mientras sus manos aceleraban el ritmo de las envestidas, el cuerpo bronceado de ella se veía aun más moreno junto a la palidez de la piel de sus dos atormentadoras.

 

Durante todo este proceso, ella se mantenía en sumiso silencio, y así en silencio le vi estallar en un orgasmo avasallador bajo las manos de las jovencitas; ellas al notar su cuerpecito vibrar simplemente cambiaron de lugar, la que estaba a la derecha se pasó a su izquierda y su mano que estaba al frente, ahora la tenia x detrás y siguieron manoseándola

 

La gente alrededor no prestaba la menor atención al trió de "niñas", las delgadas adolecentes estuvieron jugando otro largo rato, y hasta donde pude comprender, habían logrado por lo menos arrancarle otros 3 orgasmos.

 

una de ellas desanudo la parte inferior del bikini y con un tirón lo arrancó del cuerpo de la diminuta morenita y se alejaron con grandes carcajadas...

 

La chica quedó desnuda de la cintura para abajo, rodeada de muchísima gente.

 

Las chiquillas con gestos de travesura nadaron hasta dode estaba la poltrona de su esclava y dejaron en la orilla el ostensible trocito de tela color naranja.

 

la Mujercita, haciendo cara de temor y suplicio, se fue alejando poco a poco del bullicio.., siempre pegada a la pared interna de la alberca hasta que luego de casi 10 minutos logró llegar a la orilla más deshabitada de la alberca y con un gesto de alivio tomo su braguita, se la puso y salió del agua donde se volvió a recostar para tomar el sol.

 

cuando miré mi reloj me percaté asombrado que ya habían pasado más de dos horas durante las cuales la hembrita mosca muerta había sido repetidamente ultrajada sin que nadie se percatara..

 

En ese momento aparecieron 3 elegantes damas de 40 o 50 años de edad y con voces claras dijeron a la mujercita que le encargaban mucho mantener "ocupados" a sus hijos, pues el día de hoy ellas tenían cena en el centro de convenciones; varios de los chicos se acercaron a escuchar y todos asentían con cara de niños buenos.

 

Las señoras se despidieron y se alejaron hacia la salida del hotel, donde 3 caballeros de su edad las esperaban.

 

Pude ver claramente como varios de los jovencitos se paraban de puntas sobre las poltronas y hasta levantaron las manos para despedirse mientras sus padres subían a un lujoso auto y se alejaban.

 

 

 

Una ola de risas y expresiones de alegría pasaron entre los 8 adolecentes, entonces luego de breves cuchicheos el altísimo jovencito y la chica gordita hicieron una breve batalla de piedra, papel y tijeras, la cual fue ganada por el sonriente chico, sus otros 3 compañeros estallaron en hurras, risas y emocionados gritos ahogados...

 

Entonces con gran calma, la diminuta morenita, con una semi sonrisa en los labios, se puso de pié, levantó su toalla y los bronceadores y demás cosas.., las metió en su enorme bolsa y uno de los chicos se la quitó de las manos.., mientras que los otros 2 la tomaban cariñosamente de ambas manos y empezaban a caminar con ella en medio, luego la jalaron para andar más de prisa..,  casi a correr rumbo a las habitaciones al otro extremo de la alberca.

 

Una de las chicas, la más alta les gritó:

 

-"ya casi son las cuatro, mas les vale regresárnosla a las siete a mas tardar o la tendremos que ir a buscar, entendido?".

 

y los 4 chicos respondieron...

 

-"si, si, ya sabemos, cállate!!"

 

y se alejaron riendo...