martes, agosto 23, 2016

esclava prestada por viaje de dos semanas



Amanece....

El Auto corre velozmente por las desiertas calles de la  dormida ciudad; aún son las 4 de la madrugada, el porta equipaje está lleno de maletas, Yvette se va, me deja.

La familia de Yvette, sus padres y su hermana, se van de vacaciones 15 días fuera del país, y ella viajará con ellos.

Ella pidió permiso en su trabajo y hasta hoy lo consiguió,  por lo que se ha atrasado y viajará hasta hoy para alcanzarlos,  evita, su esclava, es parte de los pendientes. Ella la dejará  "encargada" con una de sus mejores amigas y su hermano:

Miss Sandra y su hermano Jorge

 La alarma del reloj sonó a las 3:30am

Cuando se levantaron, aún era completamente de noche, y  debían terminar los últimos preparativos del viaje de Yvette, el pasaporte, la ropa, dinero, todo listo para alcanzar a su  familia en Madrid.

Yvette se puso un pantalón térmico y encima un elegante pantalón de pinzas y luego un top también térmico y encima un hermoso jersey  de lana de cuello de tortuga, encima de todo se puso un hermoso  abrigo color gris Oxford, y guantes negros de piel.

A las 3:45am Yvette decidió vestir a Evita en un diminuto vestidito azul claro, muy corto, de delgada tela estampada  en la que se nota claramente la ausencia de ropa interior,  unas sencillas sandalias bajas y NADA más.

Afuera Mi hermano Jorge, y yo (Sandra) llegamos y tocamos  el timbre del departamento 4b.

Yvette se asomó desde el 3er piso y nos dice por señas que las esperemos, un par de minutos después, Yvette sale del edificio y Sandra sale del auto y se saludan sonrientes.

-“hola Sandy, muchas gracias por llevarme, buenas noches”.  Dice Yvette

-“hola amiguita!!!, más bien son buenos días”. Contesta Sandra

La gruesa parka de Sandra cubre su cara con piel de nutria e Yvette siente el grosor de la prenda al momento de abrazarla;  luego se separa de Sandra y se asoma por la ventanilla del auto:

-“hola Jorge, que pinche frio está haciendo, verdad?  Y en España  debe estar peor, no?”

-“Hola Yvette, como estas?”, pregunta Jorge desde el volante.
-“Muy bien gracias”, contesta Yvette.

-"No tienes nada que agradecer Yvette", Dice Jorge, "además   Sandra me dice que ella y yo nos podemos cobrar el favor   con tu amiga.., es eso verdad?"

-"Claro!!", dice Yvette. "cóbrense bien y bonito, he?"

-"Amiguita, donde dejaste a la muda?, pregunta Sandy intrigada  con su preciosa carita que aún conserva ese aire de niña  gordita, pero Sandra ya ha bajado unos 12 kilos de peso y su   presencia es propia de una de esas modelos de ropa de playa y   bikinis, sus senos de ex-gordita aun están ahí, sus amplias   caderas resaltan por su recién adquirida cintura. Los hombres se   vuelven locos con su cuerpo estructural y sus grandes senos".

-"Ahí viene, es que está bajando mi maleta"
-"Quieres que vaya a ayudarla?", pregunta Jorge con cara preocupada.

-"No Jorge, gracias, la muda es más fuerte de lo que parece",    dice Yvette sonriendo.

Un par de minutos después llega Eva, helada hasta los huesos cargando la enorme maleta de Yvette.

Yvette y Sandra la miran mientras Jorge enfundado en una  gruesa chamarra de piel, también se baja del Auto y abre la  cajuela del elegante auto de lujo de la familia de Sandra.

Los ojos desorbitados de Jorge le dicen a Sandra y a Yvette  que le ha gustado ver el cuerpo de Eva, totalmente desnudo bajo la delgada tela del pequeño vestidito azul.

Eva puja y se esfuerza para meter a la cajuela del elegante  auto, la enorme y pesada maleta de Yvette bajo la mirada  vigilante de los otros 3.

-"Anda Eva", dice Sandra, "vente a sentar acá atrás con  nosotras 2, HUYY, que bruta!, estas helada niña!!"

Entre Yvette y Sandra abrazan el cuerpo helado y diminuto de Evita, quien ahí aprisionada entre ellas dos, parece ser  solo una pequeña niña adolecente, aunque las marcadas curvas  de su cuerpo digan lo contrario.

Unos 40 minutos después estamos los 4 en el aeropuerto de salidas internacionales finalizando la documentación de Yvette.

La enorme maleta de Yvette ya ha sido registrada y disponemos  de unos 45 minutos antes de que Yvette deba pasar a la sala de  espera de pasajeros.

La pequeña Eva mira a Yvette con sus grandes ojos llorosos.

-“No te vayas”, suplica Eva a Yvette con un hilo de voz.
-“mira Evita”, explica Yvette, “no te quedaras sola, Sandra,  y Jorge te cuidaran muy bien, entendido?”

Los ojos grandes se le llenan de lágrimas a Evita.

Sandra voltea a ver a Yvette y le susurra: 
-“Aun dispones de 35 minutos..”

Yvette le sonríe a Sandra y se pone de pie, toma a Eva de la mano y se la tuerce a la espalda, Eva camina empujada por Yvette mientras algunas pocas personas madrugadoras como nosotros las ven encaminarse a los aseos.

A todos nos parece ver una alta mujer de 38 o 39 años que lleva a una chica adolecente a la fuerza al baño, pero la realidad es otra, Yvette tiene 29, pero Eva no es ninguna adolecente, ella tiene 32 años a pesar de ser de tan corta estatura.

En cuanto entran a los aseos, Yvette toma el cabello de Eva  y se dirige con paso firme a uno de los cubiculos, ahí abre  la puerta y sin soltar la abundante cabellera castaña obscura,  se abre el abrigo y se baja el fino pantalón sastre, se los  baja hasta las pantorrillas, luego baja el pantalón térmico  y se sienta en la tapa de la taza, obligando a la pequeña chica  a arrodillarse frente ella.

Con gran avidez, Eva se hace hacia adelante e intenta lamer la tupida selva de vello rojizo que tiene frente a ella, pero Yvette  la retiene y jalando del cabello la obliga a mirarla a los ojos.

-“Quieres chuparme perra?”
-“si Miss, por favor...”

-"Entiéndelo Eva, deberás obedecer a Sandra, a Jorge y a todos los que ellos te digan, ok?"
-"si Miss Yvette".

Entonces Yvette empuja la cabeza de Eva entre sus piernas y pronto siente la húmeda suavidad de la lengua de Eva resbalar  por su más tierna carne, Yvette lanza un gran suspiro y se  resbala aún más hacia adelante en la taza, ofreciendo su  sexo a la boca hambrienta que la chupa ruidosamente mientras  ella goza.

Un par de maduras mujeres, evidentemente extranjeras entran  a los aseos y durante largos minutos observan hipnotizadas la escena que se desarrolla frente a ellas, una dama en un  elegante abrigo, está siendo llevada al éxtasis, a juzgar  por sus gemidos, por una diminuta chica vestida en un  vestido francamente revelador e inmoral.

Pronto una tercera dama se suma a la audiencia, nadie dice  nada, solo observan en silencio el rostro en éxtasis de Yvette, luego una cuarta chica se suma al grupo, todas mirando a  Yvette, quien con los ojos cerrados, goza gracias a la  deliciosa mamada que le da Eva.

La chica que está en el piso, chupa ávidamente, lamiendo a  la chica del abrigo, luego, de pronto, Yvette estalla en un  gran orgasmo, gime, grita, empuja la cara de la chica enterrándola aún más contra su sexo empapado.

Al fin ha terminado y la chica arrodillada frente a Yvette lame  y limpia totalmente los restos líquidos de su orgasmo avasallador.

Entonces Yvette abre los ojos y ve al grupito de 4 damas de  entre 20 y 60 años, que las observan en silencio.

Yvette les sonríe y le dice a su esclava:
-“debo orinar perra, prepárate perrita...”.

Un abundante y  amarillo chorro de orina caliente surge de su cuerpo para ser bebido a borbotones por la pequeña chica  arrodillada frente a ella.

GLU, GLU, GLU el abundante liquido es tragado como si fuese un delicioso vino por la pequeña damita.

Al fin termina y la chica limpia con su lengua y finaliza con  un tronado beso directamente en el clit de su dueña, quien sonriente se pone de pie subiéndose los 2 pantalones, y luego, muy atenta, les dice a las hipnotizadas damas.

-"good morning ladies"...

Toma el cabello de Eva en un puño y jalándola de ahí obliga a  la pequeña chica a ponerse de pie, la cara de la chica, su cuello y parte de su vestidito azul están mojados con los líquidos de la alta chica del abrigo.

Yvette se lava las manos y seca sus manos en la abundante  cabellera negra de su pequeña sumisa.

Camina tranquilamente hacia ellas jalando del cabello a la  chica, quien camina trastabillando de espaldas y en silencio..

-"have a nice trip" les dice Yvette sonriendo a las asombradas damas y sale de los aseos jalando de Eva como si fuera un  prisionero de guerra.

-“Sandy: ya me voy, te la encargo mucho, y uds chicos ya saben  se vale de todo excepto marcas permanentes, ok?”

Yvette se encamina a la entrada de pasajeros, ahí presenta su documentación y ya pasando los puntos de seguridad, se voltea  hacia nosotros para mandarnos un "hasta-luego" desde donde estaba.

- "Deberíamos salir aquí", dice Jorge. Sandra mira a su hermano y le dice:

- "Todo este levantarnos temprano y para regresarnos de inmediato?"
- "Yo creí que querías aprovechar el tiempo...", Dijo a modo de  explicación su hermano.

- "No, Jorge, la verdad es que primero quiero quedarme a desayunar  aquí, que te parece la idea?", pregunta Sandy.
- "Bueno, a decir verdad, me parece una excelente idea", convino Jorge.

Sandra estiro la mano y tomo por la muñeca el brazo de la pequeña  damita del vestido azul y los ojos llorosos.

- "Sígueme perrita." Dice Sandy, "Oye Jorge, fíjate que deje una bolsa  en el auto, me la podrías traer? y nos alcanzas en la cafetería del  1er piso, de acuerdo hermanito?"

- "Ok, iré al estacionamiento y regreso", no vayan a hacer travesuras, ok?

Cuando Jorge regresó encontró a Eva y Sandra sentadas casi al fondo del Cafe, frente al gran ventanal que daba a las pistas y relativamente cerca de los sanitarios.

- "Hola, ya pidieron algo?", preguntó Jorge al regresar. - "Si, Yo pedí un omelette y eva unos huevos revueltos", contesta Sandra.

Jorge ordeno un poco de fruta y hotcakes.

Unos 30 minutos después, ya tranquilamente relajados frente a  humeantes tasas de café, Jorge pregunto a su hermana por el  contenido de la misteriosa bolsa que el mismo fue a recoger al auto.

- "Es un secreto?", pregunto Jorge intrigado

Sandy frunció el ceño y dijo, "más o menos. la verdad es que le he  comprado unos regalos a Evita."

- ¿"Qué, cómo? un regalo? para mí?", pregunta Eva saltando y  tratando de examinar el bolso de Sandy, como si fuera una niña pequeña.

- "Calma Evita, recibirás tus regalos sólo si nos obedeces, ok?.

- "Si, Miss Sandy Ud. y el Sr. Jorge pueden confiar en que haré todo lo que Uds. deseen.", contestó Eva con fingida voz de niña pequeña.

Sandra se acerca a Jorge y le susurra algo en el oído, de manera tal que Eva no pueda escuchar una sola palabra de lo dicho por el matrimonio Peralta, y aunque Jorge abría los ojos asombrado ante lo que Sandra le decía en secreto, el rostro de ambos era como el de un experto jugador de pocker.

Eva entendió que ellos estaban hablando sobre ella, y con un mohín  y un suspiro se resignó a no saberlo, pues ahora ellos serían  quienes tenían el control, y de solo saberlo la tenía ya excitada.

Ya eran las 6:30am y la actividad del aeropuerto va en aumento,  brigadas de empleados de limpieza pasaban por aqui y por allá.

Desde donde estaban sentados, veían como el letrero de limpieza se ponía frente a los baños de hombres y mujeres, el empleado,  con sus implementos de limpieza de metió en el sanitario de hombres.

- "Ok, ahora podemos ir a los sanitarios.", Dijo Jorge y se  encaminaron hacia allá los 3, Sandy, Eva y Jorge. Al llegar ahi  Sandy cerró la puerta del baño de mujeres y se volteó explicando:

- "Ahorita no queremos interrupciones, verdad?"
- "Estoy totalmente de acuerdo", comento Jorge sonriendo.
 - "Evita, quiero que te sientes en el piso y te masturbes   frente a mí y mi hermano", ordenó claramente Sandy.

Eva de inmediato obedeció, pronto la excitación de estar siendo  observada por nosotros dos, la puso muy caliente y cuando se  escucharon toqui dos en la puerta, se éxito aún más, por el  temor y la excitación a ser descubierta. (era seguramente el  chico o chica del aseo).

La sesión que Eva tuvo hace apenas una hora con Yvette, la  habían dejado húmeda y predispuesta y ahora ya estaba a punto  de amanecer, el avión de Yvette salió a las 6Am y nosotros  habíamos llegado desde las 4:40Am, ahora ya eran casi cuarto  para las 7Am y el aeropuerto se empezaba a llenar cada vez  de más gente.

Pronto Eva estaba resoplando como gata en celo acostada en el piso frio de baldosas grises del baño de mujeres, pero ni Sandra  ni Jorge la detuvieron, así que la dejaron llegar sola a su 1er  orgasmo del día.

Entonces Sandra revolvió en su gran bolsa de compras.

- "Yo iba a esperar hasta que regresamos al departamento, pero ... "

Sandra nos mostró una caja grande, con una envoltura de fantasía.

- "Recogí estos en una tienda llamada De-Altura", dijo ella,  abriendo la tapa. Dentro había un par de zapatillas de tacón altísimo, casi 7 pulgadas cada tacón, obligando a quien lo usara a caminar como bailarina de ballet, prácticamente de puntillas;  seguramente eran muy incomodos.

- "Son para mí?", pregunto inocentemente Eva con una gran sonrisa.

- "Si Eva, son para ti, y eso no es todo, también te compre esto    en una tienda china muy exclusiva llamada Ying", dijo Sandra   mostrando una caja roja, cuadrada de 10 o 12cms por lado".

Cuando abren la caja, se pueden ver dentro de ella tres esferas  grandes, muy brillantes y pulidas, tal vez de dos pulgadas  en diámetro cada una.

Jorge miró socarronamente a Sandy con una sonrisa torcida.

- "Estas son 100% reales - hay mercurio dentro en vez de una  pelota sólida. No tienes que preocuparte - las cáscaras están  soldadas y selladas, las esferas son de acero inoxidable. Estas  esferas son de las caras y las vamos a estrenar.", añadió Sandy.

Jorge sonrió abiertamente desde atrás de Eva quien aún resoplaba con los ojos cerrados recostada en el piso del sanitario. Sandra le aventó una de las pesadas esferas y el la examino brevemente,  luego se agachó junto a Eva y frotó la bola fría contra los labios  depilados del sexo goteante y caliente de Evita.

Eva brincó ligeramente al sentir el frio contacto, pero no se retiró.

Él lamió la esfera por todas partes, luego la aplastó contra los largos labios semi-abiertos, luego empujando suavemente, forzó  la 1er bola al interior de las candentes profundidades del sexo  de Eva.

Casi inmediatamente, Eva empujó su culo hacia atrás, y la esfera desapareció dentro. Ellos escucharon un suave chapoteo al momento de cerrarse su carne.   Él alzó la vista, tomó otra esfera de la caja que Sandy había dejado sobre la barra del baño detrás de Eva. Ahora metió otra esfera.

Entonces Jorge volteo a ver a su hermana Sandy quien hurgaba dentro de su gran bolsa. Ella miró a Jorge despreocupadamente y siguió buscando en su gran bolsa de compras de nuevo.

Jorge algo perplejo volvió al trabajo que tenía entre manos. Humedeció  y empujó la cuarta esfera dentro.

- ¿"Juntas pesan mucho Sandy, que pasara si las bolas se caen?",  preguntó Jorge. - "Nos encargaremos de eso en un minuto," contestó Sandy.

- ¡"¡Ahá!! “,  dijo ella suavemente, produciendo un alargado tubo  de unos 20cms del interior de su gran bolsa.

- ¿"Jalea K-Y? “preguntó a Jorge,
-"no creo que ella necesite... "

- "Mas lubricación en su puchita?, muchacho bobo", dijo Sandy, con una     sonrisa sardónica sobre su cara.
-"este es un vibrador de baterías".

- "pero donde piensas meterle eso?, no vez que las bolas Ben-Wa  ya están dentro de ella?”, pregunto Jorge.

Sandra, en vez e responder se agacho junto al cuerpo sudoroso y con la ayuda del lubricante, fue empujando el inusitadamente largo y grueso vibrador lentamente dentro del ano de Eva.

Ella respondió meneándose silenciosamente, aceptando la inserción  del descomunal falo de plástico dentro de su anito. Sandra sintió  como Eva relajaba el esfínter de su ano y eso le permitió a ella  seguir empujando más y más y más de la barra de plástico dentro  del culo de Eva.

Finalmente, entro en ella el nudo ancho que remataba la forma del vibrador cerca de la base del mismo, asi que solo quedo fuera un  pequeño anillo negro donde se veía claramente en switch de encendido.

- "Así es, me gusta verla bien llena y retacada, por adelante y  por atrás" comentó Sandy.

Jorge su esposo miraba a Eva en el piso quien continuaba con los ojos  cerrados con gesto de gran concentración.

Sandra estiro la mano y toco los bordes del sexo de eva y su anito.

- "El esfínter de la Eva se siente tenso!!", Anuncio Sandra.

- "Y dime, como piensas hacer que ella pueda ponerse de pie   con todo eso dentro?", pregunto Jorge realmente preocupado.

- "Mira:", Explicó Sandra, "Aun falta un detallito más.", Y  diciendo esto saco de su bolsa un paquete en cual contenía  un ancho calzón hecho de cuero.".

- "un calzón de Hule?", pregunto extrañado Jorge.

- "No. Esto no es lo que tú crees, a mí no me gusta el caucho además los materiales artificiales irritan la piel, este calzón  esta hecho de cuero, Eva me ha dicho que el cuero la excita casi  tanto como el látex".

- "Y para que se lo quieres poner ahora, se le va a ver claramente debajo de la delgada tela de su vestidito semi transparente!!".

- "Su utilidad es práctica, no estética, ven Jorge ayúdame    a ponérselo", dijo Sandra a su hermano.

Eva no cooperaba pero se dejaba hacer. El calzón era de cuero  grueso y se ceñía con fuerza a sus muslos, finalmente antes de  subirlo por completo Sandra encendió de descomunal falo vibrador.

Sandra y Jorge ajustaron los cierres y apretaron las 2 cintas de  cuero que se cruzaban  entre sus piernas y se sujetan al ancho cinturón superior.

Sandra enderezó a Eva, y le bajó la falda apretada del delgado  vestido azul sobre sus hermosas caderas.

- "Tienes razón se le ve claramente.", Dijo Sandra, "pongámosle  los zapatos de tacón ahora".

Entre los 2 quitaron las sencillas sandalias de Evita y pusieron en sus pies las absurdas zapatillas de altísimo tacón de acrílico transparente, las delgadas cintas de cuero negro se ajustaron a  la forma de sus hermosamente marcadas pantorrillas, por la posición en puntillas de sus pies.

Jorge abrió la puerta del sanitario y entre los dos ayudaron a  Eva a ponerse de pie. Eva hacia equilibrios sobre los altísimos tacones y los firmes músculos de sus piernas se veían tensarse  ante el esfuerzo de mantenerse erguida con "TODO-ESO" enterrado dentro.

Sandra guiñó a Jorge sonriendo, y ambos caminaron afuera del sanitario hacia la sala de espera, dejando a Eva sola. Eva estuvo  dentro del sanitario un rato más y un par de minutos después  la vieron salir lentamente ella sola, deteniéndose del picaporte de la puerta para luego avanzar unos pocos pasos deteniéndose con la mano izq. de la pared.

 - "Que feo se le ve ese calzón negro bajo el vestido", dijo quedamente Jorge a su hermana Sandra.

Sandy la contempló como si la viera por primera vez.
 - "Tú lo sabes Jorge", dijo ella sarcásticamente, "el calzón es para que NADA se le salga de su lugar y no para verse bonito."

Sandra se acercó a Eva y tiró de ella de la mano, Eva la siguió titubeante.

- "No te quedes ahí parada Eva, no vez que la gente te mira?"

Jorge podría distinguir el contorno más oscuro del calzón negro gracias al vestido de tela delgada. Él sacudió su cabeza pensando.

 - "Espero que ustedes dos hermanos pervertidos no les importe  ayudar a una indefensa esclava, verdad?  Mmmm. Me Siento débil en  las rodillas",  dijo Evita en un suave susurro.

  Sandy y Jorge cada uno la tomó un brazo, y ellos caminaron hasta el inicio de las escaleras eléctricas de la cafetería, entonces Sandra cambió  de idea y caminaron hasta la escalera normal, tan solo parecían 3 amigos,  inocentemente andando cogidos del brazo.

- "Ah Dios," dijo Eva después del primer escalón, "esto es espantoso MISS Sandy, creo que en unos minutos, empezare a venirme una y otra vez."

Dijo muy angustiada evita, cerrando fuertemente los ojos, precariamente de pie en el 1er escalón.

- "No nos pararemos," dijo Sandy severamente, "sigue andando" - "Ok, ok Ando, ando. Mmm. Este es MUY MUY incómodo y excitante."   Después del 1er bloque de escalones, eva estalló en una serie de   pequeños orgasmos.

- "Ah Dios," suspiró Eva, "ah Sandy. Dios, los amo. a Ustedes dos... ¡Aahh!  Bien, bien, ¿andar... me ven? Voy, solamente un poquito adelante, sí.  ohh, dioos. Ah, Sandy, voy a estallar de nuevo... No importa, verdad MISS Sandy? "

Ella detuvo su marcha por breves segundos mientras su cuerpo temblaba en un  orgasmo que le hacía perder el equilibrio; Sandy y Jorge, comprensivos esperaban  sosteniéndola pacientemente mientras eva estallaba una vez más, parada en aquellos  altos estiletos.

-"Venga niña, continuemos caminando," dijo Sandra cuando noto que pasaba la oleada.

Reanudaron el descenso de la larga escalinata mientras eva profería  entrecortadas palabras

- ¡"Ah! UNG aquí, sí. aquí viene otro..  viene, viene.. AAHHHHhh, gracias!!,  este fue más fuerte - no aguantare mucho tiempo, mmm, mmm, vienen más y más  sobre mí!!" decía desesperada Evita.

Ella saltaba literalmente de arriba abajo ahora, inconsciente de los riesgos  de tratar de saltarse los escalones usando aquellos tacones tan altos; Ella  se inclinaba más y más sobre sus dos compañeros para buscar el apoyo que  tanto necesitaba.

- "Ah, no puedo creer este," jadeó ella, "es demasiado bueno, demasiado bueno,  ah, tan bueno, pero no ... no. Bastante. Bastante. Uhh, ah mi Dios. No puedo  creer este. Ah. MISS Sandy por favor ¿Qué me ha hecho?" ¡No puedo ... uhhhh!  ¡Jeezus! Tan bueno, mmm, tan bueno. ¡MISS Sandy!

Jorge y Sandra veían como segundo a segundo eva se debilitaba y sus piernas  se le doblaban; la pequeña chica estallaba una y otra y otra vez en orgasmos  encadenados sin pausa y sin límite.

Jorge miraba a su hermana preocupado: -"se va a desmayar..." dijo.

-"no, no te lo creas, yo la he visto aguantar muchos más", contestó Sandra. -"pero a poco estaba de pie en una escalera como esta?". Reitero Jorge. -"ahora que lo dices, no, la tenían acostada", se preocupó Sandra.

Por fin, un par de extenuantes minutos más y terminaron de bajar la escalera; la pequeña eva trataba de controlar sus músculos y la gente la veía temblar  de pie a cabeza, pensando que quizá se sentía mal, pero la verdad es que se  sentía demasiado bien.

Cuando al fin llegaron al auto en el estacionamiento, eva se sentó entre los  2 hermanos y en cuanto entraron al trafico citadino, Jorge disfruto de su boca chupando su erecto deseo durante el trayecto de regreso al departamento.

entre tanto Sandy se sentó casi junto a su hermano, para mirar como Evita chupaba a Jorge y se entretuvo en hacerle cosquillas y analizar sus respingonas  nalguitas que quedaron sobre sus piernas.

Cada vez que la chupada desfallecía, un par de fuertes nalgadas la renovaban.

al fin de vuelta en el apartamento y luego de una penosísima subida de 3 pisos  de escaleras, los hermanos compartieron placeres con Eva.

Durante todo aquel dia, Sandra le enseño a su esposo las muchas habilidades  de eva y la usaron; Jorge descubrió la sensación de poder que le daba tener  a alguien como eva obedeciéndolo en todo.

poco a poco descubrió guiado por su hermana Sandra que la flexible voluntad y  sumisa disposición de la pequeña mujercita, era maravillosa y su asombro fue mayor al constatar que ella disfrutaba siendo utilizada de ese modo.

ya tarde x la noche se despidieron de la agotada esclava y regresaron a  casa de sus padres. en el viaje de regreso acordaron que se sentían mas cómodos estando a solas con evita, por lo que acordaron tomar turnos y respetar el  tiempo del otro, a fin de disfrutar de eva en todo lo posible sin estorbarse.



Probando límites.

Las 2 largas semanas de vacaciones aún durarían muchos días más y los viajes  de Yvette y Daniela les daban aun 2 semanas libres de intromisiones, por lo  que diseñaron un apretado calendario de actividades, donde ya fuera Jorge o  Sandra, uno de los 2, o los dos estarían siempre en compañía de eva.

Los padres de Jorge y Sandra, una estable y madura pareja de cerca de 50 años  de edad, no prestaban mucha atención a sus hijos de 22 y 25 años, por lo que les alegraba el hecho que hubiesen encontrado algo en que ocupar su tiempo.

Tal y como habían anunciado a sus padres, Jorge y Sandra pasarían mucho tiempo  de estas 2 semanas de vacaciones haciendo compañía a Yvette y a Daniela en su  departamento del centro.

Lo que sus padres no sabían es que ninguna de las 2 estaba presente, tan solo  quedaba la mascota de ellas 2: Evita.

los siguientes 4 días fueron la locura, Sandra y Jorge tomaban turnos para ir al apartamento de Daniela y Yvette y "vigilar" a la mascota: "Eva".

Las prometidas visitas "de-vez-en-cuando", se convirtieron en apretadas visitas a diario y cuando Sandra iba saliendo cuando Jorge ya venía llegando y viceversa.

poco a poco, cada uno por su lado y en la privacidad del elegante apartamento a prueba de sonido, exploraron nuevos niveles de sadismo y los límites del cuerpo de la pequeña esclava eva, ambos hermanos experimentaban atándola en  incomodas posiciones, obligándola a realizar actos humillantes, experimentando  perversos castigos, explorando la profundidad de sus cavidades, tocándola  constantemente, manteniéndola excitada durante horas sin permitirle liberar  ese contenido deseo. Usándola para su propio placer.

de noche en casa de sus padres, los hermanos platicaban quedamente lo que habían  hecho y de cómo habían logrado diferentes reacciones de su "experimento" preferido.

Al cabo de 5 días, los hermanos ya mostraban claros signos de cansancio, pues  pronto descubrieron, su "mascota" era sexualmente incansable; por lo que decidieron  incluir en las visitas a sus más allegados amigos, para "compartirla".

Para Sandra era fácil, un grupo de selectas amigas conocían la "condición" de  sumisa de Evita y estaban más que dispuestas a estar nuevamente con ella.

en cambio Jorge no conocía a ningún hombre que supiese de la "extraña" situación, por lo que le resultaba complicado encontrar compañeros de juego que estuvieran dispuestos a practicar el bdsm así sin más explicaciones, por lo tanto la suya era una exploración solitaria, basada más que nada en lo que su hermana le  platicaba. con cada nuevo acto superado, el hambre de poder de Jorge crecía  y aumentaba.

Sandra Organizó para el domingo de esa semana una "despedida" de soltera, donde en realidad se juntaban 5 o 6 chicas y entre todas exploraban los límites de eva.

La pequeña mujercita quedo realmente tan exhausta que el martes y miércoles  no fue posible "usarla"

los siguientes 3 dias (vie, sab y dom) seria propiedad exclusiva de Jorge así  que acordaron dejarla descansar el martes, miércoles y jueves,

Jorge lo que quería era "compartir" su esclava; así pues, llamó a un par de  amigos de la universidad y acordaron verse el Jueves en un bar de moda.

esa misma tarde de jueves, antes del bar, Jorge pasó al depto y dejó claras  instrucciones a eva, de cómo debía recibir a él y sus amigos cuando llegaran  el sábado por la noche.

ese jueves tomaron copas y platicaron de mujeres, Jorge guio la conversación hacia las fantasías reprimidas de el y de sus 2 amigos. ahi en el bar, Jorge  tiró a sus amigos la historia de una chica que el conocía, y la cual, según  el, era parte de un "experimento" de la facultad de psicología.

sus amigos se mostraron moderadamente interesados en lo que Jorge les decía pero el tema del hipnotismo puso la nota interesante a la conversación.

Unas horas más tarde, Jorge y sus 2 amigos ya bien entonados con alcohol, se  pasaron a un elegante table-dance, donde los deseos de los 3 amigos se vio  enardecido por las bailarinas que se sentaban semi-desnudas en sus piernas  pero no permitían que nadie las tocase.

luego de un par de horas de frustrante gasto de dinero, y deseo sexual  insatisfecho, Jorge decidió tirar su carta ganadora a la mesa...

-se los juro, es cierto, yo lo supe por puro accidente

-a ver, a ver, expílanos con más claridad (Dijo Ernesto)

-Esta chica ha sido condicionada hipnóticamente a obedecer órdenes después  de que le dices la palabra clave.

-MENTIRA!!, eso no es posible, decía Álvaro.

-es cierto, insistía Jorge, esta chica fue seleccionada de entre cientos de chicas por su predisposición a la hipnosis. En la facultad de psicología de  la universidad, la hipnotizaron entre varios maestros y los alumnos estudiaron  sus reacciones bajo una profunda hipnosis.

-pero eso es inmoral, decía Ernesto, el otro amigo de Jorge, como permitieron que pasara eso?

-no permitieron nada, ella firmo cartas y detallados contratos donde  expresamente aceptaba ser hipnotizada con fines de experimentación,  explico Jorge.

-bueno y siendo asi por que nos lo cuentas a nosotros? pregunto Álvaro.

-aquí viene lo bueno, Yvette, mi amiga, es lic en psicología y ella formó  parte del equipo que realizo experimentos con esta chica que les cuento. Esto  fue el semestre pasado y resultaron un gran y asombroso éxito; lograron  condicionarla a entrar en un estado de hipnosis profunda al decir una frase:  "Atención, Preparada, cierra los ojos..., inicia condicionamiento!"

-esto se pone interesante, expresó Ernesto.

-pues aún hay más, hace unas semanas, por accidente una de las amigas de  Yvette dijo algo, por teléfono que yo no debería de escuchar...

-que dijo? pregunto ansioso Álvaro

-yo levante la extensión del teléfono y escuche a esta desconocida  hablar con Yvette y le dijo: si, fui la semana pasada a visitar a la  "condicionada" del 3b, si, si, la de Ámsterdam 94.

-no entiendo, que tiene eso de importante? preguntó Ernesto.

-No entiendes menso? ahora sabemos 2 cosas, dijo Jorge.

-qué?

-la frase secreta y en donde vive. Termino Álvaro.

-y lo mejor chicos, vive sola. Remató Jorge.





Experimento hipnótico

 Toda la noche del viernes, Jorge, Álvaro y Ernesto estuvieron platicando hasta altas horas de la madrugada sobre el supuesto "descubrimiento" de Jorge; sus  mentes y sus conversaciones daban vueltas y vueltas a la extraña situación.

ese mismo viernes fueron a comer juntos, luego al cine x la tarde y finalmente  acabaron en el mismo bar del jueves. El tema de la conversación era uno y sólo uno.



La chica hipnotizada!!

Poco a poco surgió en la mente de Álvaro y Ernesto la idea de "experimentar" con aquella chica, Jorge se encargó de encauzar las pláticas sin ser obvio y pronto las ideas surgían de ellos 2 y Jorge aparentaba indiferencia ante las ideas de sus amigos.

el mismo viernes por la noche viajaron en coche y se detuvieron ante el edificio,  estuvieron largo rato hablando dentro del vehículo sobre qué hacer y cómo hacerlo.

Acordaron que cada uno avisaría en casa sobre un corto viaje de fin de semana,  la escusa? un concierto en monterrey, pero la verdad era otra ya que a las 9pm  del mismo viernes tocaron el timbre y se escuchó una voz de mujer que decía por  el interfono:

-“sí, diga? quién es?”

-“es este el apartamento 3b?”,  pregunto sonriendo Jorge.

-“sí, que desea?”, respondió la voz femenina

-"Atención, Preparada, cierra los ojos..., Inicia condicionamiento!"

(Silencio)

Los 3 amigos se miraron en silencio, sonriendo como chiquillos, parados  en la banqueta, Álvaro empujo a Jorge y contuvo la risa.

-“Abre la puerta”, dijo Jorge, fuerte y claro.

Segundos después un zumbido les franqueaba la puerta al edificio de  apartamentos, en un estruendo de carcajadas, los 3 amigos subieron las  escaleras corriendo hasta el 3er piso, empujándose unos a otros, hasta  tocar la puerta del apartamento B.

La puerta se abrió y ahí frente a ellos estaba una diminuta mujer morena de cuerpo sinuoso vestida con un sencillo vestido blanco de manta y descalza su rostro era vacuo y miraba al más allá en silencio, con cara de hipnotizada.

-“esta buenísima”, dijo Ernesto

-“Parece una jovencita”, agrego Álvaro

-“Recuerden que va en 5° semestre de la carrera”, aclaro Jorge

Los tres se rieron como niños con juguete nuevo y entraron  al apartamento.

-“Cierra la puerta”,  dijo Jorge.

La chica obedeció sin inmutarse.

Jorge estaba encantado con la actuación de eva, sus amigos se habían tragado la historia por completo.

-“y ahora que hacemos?”,  pregunto Jorge, fingiendo inocencia
-“empecemos a hacerle preguntas”, dijo Ernesto

-“ok, cómo te llamas, dinos tu nombre competo, tu estatura, tu peso,  te sabes tus medidas?, tienes hermanas o hermanos? vives sola? Debes salir o estas esperando alguna visita el día de hoy o mañana?,

Todas sus respuestas fueron satisfechas excepto a última..

-"debo ir al dentista mañana sábado", dijo eva como si nada
-“ok, llama por teléfono y cancela tu cita”, ordenó Jorge con tranquilidad

Eva fue al teléfono y marco un número y todos la escucharon cancelar una cita inexistente. Álvaro se frotaba las manos y reía quedo, Ernesto  se tomaba las preguntas muy en serio:

-“Tienes novio? tienes pareja? qué clase de experimentos hicieron contigo? te gusta el sexo? eres virgen? sabes quién soy yo?”

Todas las respuestas fueron respondidas con robótica exactitud, pero la última causo un gran silencio:

-“si amo....”
-“que dijiste?”, pregunto Jorge

-“si amo..”
-“porque me dices así?”, (Ernesto)

-“Así debo llamar a los que me ordenan cosas, así me entrenaron amo”.
-“te gusta obedecer órdenes?”, pregunto Álvaro excitado

-“si amo”.
-“Ladra como perro!”, dijo con infantil alegría Álvaro
-“Gua, Gua, Gua!”

-“Pero que pendejo eres Álvaro”, dijo Ernesto
-“Gua, Gua, Gua!”
-“que tiene? está ladrando, no?”,  (Alvaro)
-“Gua, Gua, Gua! ”
-“Eso fue lo mejor que se te ocurrió? ”, (Ernesto)
-“Gua, Gua, Gua! ”
-“Pues si, a ti se te ocurre otra cosa?”, (Alvaro)
-“Gua, Gua, Gua!”
 -“Pues claro que se me ocurren muchísimas cosas guey”,  (Ernesto)
-“Gua, Gua, Gua! “
-“ya cállate perra!”, (Ernesto)

eva guardo silencio de inmediato.

-“mira Álvaro: tenemos a esta chica a nuestra disposición, podemos hacerle lo-que-sea, entiendes? y ella nos obedecerá, así le digamos "ráscate la nariz".

Eva comenzó en ese instante a rascarse la nariz, los 3 estallaron en risas  y siguieron riendo un buen rato mientras ella seguía rascándose la nariz.

-“ya basta perra”,  (Jorge)

Eva suspendió su labor y se quedó con los dedos llenos de ya sabes

-“vete a lavar las manos y la cara perrita”. (Jorge)

Obedeció al instante y regreso al poco rato, ahora ellos estaban mas calmados y comenzaron a examinar a la pequeña chica morena, rodeándola por 3 lados,  examinaron su complexión, su piel, su cabello, sus ojos, Ernesto le abrió la  boca y metió dentro dos dedos, jalando su lengua hacia afuera, como si de  un caballo se tratara, Alvaro le levanto la falda y se rio

-qué pasa? pregunto Jorge
-pues que no tiene calzones (Álvaro)
-no tiene? (Ernesto)
-a ver perra desnúdate (Jorge)

Como un autómata eva se quitó las sandalias y luego en un ágil movimiento se levantó el vestido y lo dejo caer en el piso; ante nosotros quedo una mujer  hermosa y completamente desnuda.

-UUuuta, que rico, mírenla no tiene nada de vello púbico (Ernesto)

-estará rasurada? (Álvaro)

Jorge se acercó y metió los dedos en su vagina expuesta, explorando con rudeza la desnuda suavidad de su piel...

-Yo creo que no le crece o ha sido depilada, pues se siente tersa, tersa.

-A ver (dijeron a la vez Álvaro y Ernesto)

Uno a uno tocaron su sexo y luego Ernesto copó en su mano una pequeña teta, sopesándola y examinándola detenidamente

-miren, sus pezones están erectos, le gusta (Ernesto)

-dime perra, te gusta que te toquen? (Jorge)

-si amo

 -y ahora que hacemos? (Álvaro) -pues yo me la quiero coger (Jorge) -perfecto!!, quien va primero? (Ernesto)

-yo, yo, yo!!, yo descubrí que no traía nada debajo (Álvaro)
-ok, ok cógetela, (Jorge)
-ok perra sígueme (Álvaro)

eva lo siguió tranquilamente, al pasar Jorge le dio una fuerte nalgada  que resonó por toda la habitación.

Ernesto y Jorge pusieron la tele y se echaron a descansar en la sala después de unos 35 minutos apareció Álvaro

-que bruta!!!, le encanta el guayabo a la perra
-a poco?
-si, la hubieran visto!!!
-ahora voy yo (Ernesto)

Un buen rato después regreso Ernesto:

-es deliciosa, le entra todo, y su cara expresa placer, lo que me gusta  pues pensé que íbamos a tener un maniquí inmóvil, pero creo que esto  le gusta sospecho que se vino un par de veces.

-ahora iré yo a comprobarlo (Jorge)

cuando Jorge saló de la habitación, dijo:

-ve a bañarte perrita y cuando termines quiero que vengas aquí  mojada y desnuda para ver que más se nos ocurre.








… y a USTEDES que cosas se les ocurren?