jueves, noviembre 21, 2013

Esclava Eva y el VOYEUR...

<b>VOYEUR</b>

 

<i>Me pareció muy natural el grupo de chicos que llegaron a la orilla de la alberca del hotel, acomodándose en poltronas, poniendo toallas, dejando sandalias, etc.

 

Unos corrieron hacia el mar mientras otros se metieron a la alberca.

 

Eran 9 en total, 5 chicas y 4 chicos, todos esbeltos, de cuerpos hermosos, bronceados, todos eran adolecentes, o al menos eso pensé al principio, ya que después me percaté de una mujer de 25 o 30 años, de muy corta estatura y con un cuerpo hermoso y bien proporcionado, senos pequeños pero llenos, cintura estrecha y amplias caderas que denotaban que ya no era una delgada adolecente con cuerpo de niña, esta mas bien era una mujer 100% sensual, de bien marcadas y proporcionadas curvas.

 

Todos los chicos, ellos y ellas, giraban alrededor de ella, brincoleaban como niños pequeños, entusiasmados, ellas daban agudos gritos de emoción y ellos se empujaban entre si, murmurándose cosas en el oído.

 

Los adolecentes rondaban entre los 15 y 19 años, algunas de las niñas, mostraban una actitud a veces infantil, otras maduras, ellos en cambio, aun parecían más niños que ellas, aunque sus hormonas ya estaban actuando, claramente.

 

Eran un atractivo grupo de Barros y Espinillas, llenos de hormonas adolecentes, y esta chica, parecía ser la encargada de ellos, pues cargaba una gran bolsa llena de toallas, bronceadores y demás cosas.

 

Los adolecentes brincaron a la alberca y nadaron un buen rato, todo mientras la pequeña mujer, llena de curvas sensuales, se quitaba la larga blusa-bata y dejaba a la vista un cuerpo perfecto, sensual, muy bronceado, con músculos finos y lisos pero claramente marcados.

 

Este cuerpo diminuto demostraba poseer una gran fuerza física además de estar cubierto únicamente por el más minúsculo y francamente inmoral bikini color naranja que he visto en toda mi vida.

 

La diminuta damita procedió a ponerse con toda calma aceite bronceador en su escultural cuerpo.

 

Al poco rato de estar tendida al sol, algunos de los chicos le llamaron y ella con una sonriente y tranquila calma se metió en el agua y nadó hasta donde estaban los 4 chicos que le habían llamado, quienes se encontraban en un apartado recodo de la alberca donde muy poca gente nadaba o transitaba, ya que estaban prácticamente entre las rocas de la bella cascada que enmarcaba el lado norte de la alberca.

 

En cuanto ella se acerco, ellos animadamente platicaron con ella, riendo y bromeando, los chicos adolecentes llenos de espinillas se empujaban unos a otros mientras rodeaban a la pequeña mujer hermosa.

 

Se escuchaban las risas y sofocados murmullos, en cierto momento, ella levanto intencionadamente los brazos fuera del agua y apoyo sus manos en su cabeza.

 

Su larga y abundante melena negra colgaba húmeda a su espalda y sus hermosos ojos verdes estaban fijos en la lejana playa, mientras ella mantenía esta extraña actitud y su absurda posición, los chicos se zambullían a su alrededor, subían a tomar aire y volvían a bajar bajo el agua, parecía un prolongado concurso de ver quien aguantaba mas tiempo bajo el agua.

 

Ella seguía en su tranquila posición, con las manos en su cabeza, a veces usando las manos para cubrirse del sol y de las salpicadas de agua de la cercana cascada.

 

Como a los 15 minutos de este juego, llegaron hasta ahí 2 chicas, ellas murmuraron cosas a los chicos y 3 de ellos se retiraron con cara de regañados, alejándose de su pequeña y sensual "NANA".

 

Las nuevas chicas le hablaron a la hermosa damita, quien bajo los brazos y hundió su cuerpo en el agua espumosa de la cascada, mientras las 2 recién llegadas y el chico alto que quedaron detrás hablaban entre cuchicheos.

 

Yo veía las cabezas de los 4, la Damita, las chicas y el larguirucho muchacho que las acompañaba.

 

La verdad es que mi curiosidad se sintió totalmente aguijoneada y decidí entrar al agua con mi snorquel y mi nuevo visor bajo el agua.

 

Yo se que eso de usar un visor para ver bajo el agua es anticuado y fuera de moda, ya que ahora todo mundo usa gogles.

 

Pero mi visor tiene un lente interno que con pequeños ajustes lo convierten en un poderoso prismático para ver de lejos bajo el agua.

 

Así que nadando bajo el agua, busque un sitio propicio apostado entre una isleta de rocas a media distancia entre la cascada y la mayoría de las personas en la alberca, y entonces mire hacia donde estaban los recién llegados.

 

Cual va a ser mi sorpresa, al ver claramente bajo el agua, que una de las chicas tenia entre sus manecitas, los desnudos y erectos pezones de la diminuta mujer quien aguantaba estos jalones y evidentemente fuertes pellizcos, con una estoica tranquilidad que me asombro.

 

Pero entonces vi como la otra chica se estiraba bajo el agua alejándose del cuerpo perfecto de la pequeña mujer y entonces vi claramente como su pie desnudo delineaba la forma de los muslos perfectos de la mujercita, empezando desde sus rodillas y subiendo lenta y suavemente hasta que finalmente y con total naturalidad introducía la punta de su pie en la desnuda y totalmente depilada cuevita de su "NANA".

 

La ultrajada mujer, abría las piernas y facilitaba la maniobra todo esto sucedía mientras el alto muchachito, metía y sacaba uno 2 o mas dedos del ano de nuestra amiga, cosa que pude suponer por los obvios movimientos de su gran mano, moviéndose detrás de ella.

 

las chicas aun cuando eran aun adolecentes y les faltaba evidentemente crecer un poco mas, ya rebasaban en estatura a la diminuta morena, en cambio el chamaquillo de 18 o 19 años era verdaderamente descomunal al lado de ella, media quiza 1.80 y probablemente seguiría creciendo mas; ahora que lo pienso, quizá esta pequeña mujer debe medir 1 metro y medio a lo sumo.

 

Su diminuto bikini naranja tenia abierto el nudo del frente del bra, dejando sus pequeños pero firmes senos libres de tapaduras, para los manipuleos que la rubiecita, de 15 o 16 años, realizaba con sus erectos pezones; mientras que su braguita, se encontraba

a la altura de sus rodillas, dejando su escultural cuerpo totalmente desnudo bajo el agua de la cascada y también bajo el control total de lo que sea que estos caprichosos adolecentes tuvieran en gana hacerle.

 

Yo no salía de mi asombro, mirando la escena desarrollarse frente a mi asombrada mirada y yo con mi pene totalmente erecto bajo el agua contemplaba todos y cada uno de los descuidados manipuleos a los que el cuerpo sensual de la damita era sometida con total naturalidad.

 

Ahora, la chica de los pezones, se los retorcía con algo que solo se podría calificar de total malevolencia, dejando claramente  marcados sus dedos en la bronceada carne de los hermosos senos.

 

La chica del pie aceleraba el insensible pintoneo de su pie dentro de la cuevita depilada de la mujercita, quien adelantaba su vientre, ofreciéndolo al encuentro del esbelto pie de su joven penetradora.

 

El chico se acercaba y murmuraba algo a la damita, ahora era evidente, que el joven se bajaba el short y penetraba de una sola y contundente estocada el ano de la perra.

 

Su mano abrazaba su diminuta cintura, estrechando su cuerpo perfecto mientras sus 2 amiguitas redoblaban esfuerzos y hacían venir frente a mi indiscreta mirada ala pequeña prostituta.

 

Eso es!

 

Esta mujer es una prostituta, una PERRA

 

No puede ser otra cosa, es una hambrienta de sexo (una ninfómana)

 

Viviendo con esta bola de adolecentes...

 

Todos ellos y ellas listos para el sexo en cualquier lugar y momento

 

Hombrecitos que pueden hacerle el amor 6 o más veces al dia..

 

Mujercitas curiosas que desean explorar juegos sexuales aun en publico

 

y esta PERRA ofrecida sonriendo con su mirada de mosca muerta, totalmente desnuda y ofrecida a estos increíbles manipuleos en un lugar publico!!!

 

Que clase de bajezas no hará esa PUTA en la intimidad de una habitación?

 

Poco a poco el cuerpo convulso dejo de estremecerse, y floto lánguidamente en el agua; pero sus asaltantes ni se detuvieron ni bajaron el ritmo de sus estoques.

 

Cualquier persona normal se hubiese detenido, pero no estas 2 mujercitas adolecentes y su altísimo amiguito, ni se detuvieron, ni bajaron el ritmo, siguieron estimulando el cuerpo de la putita, quien no ofrecía ninguna resistencia frente a los embates que recibia a mas no poder.

 

El profundo pintoneo del chico en su ano, se manifestaba en saltos que su pequeño cuerpo daba, y la chica que penetraba su sexo con la punta de su pie descalzo, ajustó su ritmo, para encontrar el momento de empujar su pie en las profundidades de la vagina depilada.

 

Poco a poco, pero claramente para mi, este cuerpo caliente mostraba nuevamente claros signos de excitación, en sus pequeños pies, sus deditos se enroscaban en movimientos espasmódicos, su vientre perfecto se marcaba bajo el esfuerzo de una nueva excitación.

 

Los chicos ni hablaban entre ellos ni sonreían, estaban totalmente concentrados en su labor, arreciando el ritmo y la fuerza del esfuerzo conjunto.

 

De nuevo, la PUTA estaba lista para un nuevo orgasmo, a menos de 4 minutos del anterior, su cuerpo se contorsionaba y el chico que la sodomizaba empujaba con fuerza.

 

Y entonces estallo....

 

Su cuerpo vibro como un perro sacudiéndose el agua, como una licuadora a todo dar, como un vibrador eléctrico de pilas...

 

Solo entonces, después de 2 devastadores orgasmos, los 3 adolecentes soltaron su presa....

 

Ella floto por unos segundos levemente a la deriva y entonces la chica del pie, estiró su mano y la jalo del cabello; entre los 3 subieron la diminuta braguita y anudaron el minúsculo bra sobre los seos expuestos de aquel cuerpo lánguido y extenuado.

 

Los jóvenes actuaban sin cuidado y con naturalidad, subieron mas de la cuenta la braguita naranja, dejaron que yo viera como la breve tela se enterraba entre sus labios inflamados, marcando claramente la forma de su sexo, poniendo de manifiesto su rasurada condición.

 

Todo ello mientras el chico anudaba apresuradamente el frente del top, dejando descuidadamente un erecto pezón de fuera del diminuto triangulo de tela naranja a la vista de todos.

 

Cuando la vieron semi-vestida, dejaron su cuerpo escultural flotar a la deriva, y se alejaron contentos, cada quien por su lado.

 

Ella parecía en shock y flotaba lentamente hacia a mi.

 

Pensé en alejarme, para evitar ser descubierto, pero justo en ese instante llegaron los 3 chicos recién regañados, en silencio y con actitudes subrepticias se acercaron al glorioso cuerpo extenuado que flotaba a la deriva, sus ojos no miraban a la mujercita, al contrario miraban la gente en la alberca para ver si alguien los miraba desde ahí.

 

El mas gordito de los tres estiro la mano y tomo en su puño un largo mechón de cabello negro y jalo de el hasta arrastrar el cuerpo flotante.

 

Entre los 3 chicos llevaron a la pequeña perrita hacia una  pequeña cueva que se ocultaba bajo la cascada.

 

Ahora con mayor curiosidad, me acerque lentamente y entonces pude ver el interior de la cueva desde mi escondite y vi como uno de los chicos penetraba enérgicamente a la putita, brincando sobre ella, mientras los otros 2 la sostenían prisionera, cada uno jalando de un brazo, poniéndola en cruz sobre una piedra esférica, semi sumergida. Pocos segundos después, el chico rubio terminaba dentro de ella y entonces este chico recién eyaculado, tomaba el lugar de otro de sus amiguitos y el recién liberado, penetraba raudamente y sin ninguna contemplación el cuerpo escultural de la diminuta perrita.

 

Desde donde miraba, me di cuenta que aun en medio de esta violación, ella sonreía lánguidamente y su seno erecto aun se veía claramente descubierto.

 

Ya era el 3er chico quien penetraba a la pequeña puta y sus 2 amigos jalaban de los brazos de su prisionera.

 

En el agua flotaban los blancos testigos del sexo que en la cueva estaba ocurriendo.

 

Entonces recordé como aquella perra, hace cosa de escasos 45 minutos, estaba de pie con las manos en la cabeza, rodeada de 4 adolecentes, quienes me parecían jugar a contener la respiración; cuando a decir verdad, quien sabe a que nueva vejación sometían entre los 4 a la pequeña perra, no solo eso, sino que tenia sus manos fuera del agua, en actitud de espera, como castigada.

 

Ahora lo veo claro.

 

 

Ella es la esclava de estos 8 chicos, y ellos usan y abusan de ella y su glorioso cuerpo, de manera constante y prácticamente sin descanso, a lo que ella se presta con total abandono.

 

En cuanto los 3 chicos terminaron de violarla, salieron sonrientes de la pequeña cueva y dejaron a su esclava sola y semi desnuda.

 

Luego de 4 o 5 minutos salió ella de la cueva y nadó cruzando la alberca, para salir del agua y recostarse en su poltrona, donde la esperaba su enorme toalla.

 

Pero ni siquiera acababa de salir del agua, cuando las últimas 2 chicas que faltaban de "usar" a la esclava, aparecieron junto a ella con cara de que la esperaban impacientes.

 

Las chicas le hablaron y las tres regresaron al agua, en esta ocasión se internaron hacia la zona más llena de gente y nadaron hasta la orilla, donde ella saco los brazos y la cabeza del agua y fingió descansar ahí, mientras que las dos chicas la rodearon, ahora era claro para quien quisiera ver lo que le hacían a la vista de todos, una metía su manecita en su sexo depilado mientras la otra exploraba su ano; ambas manos ocultas apenas por lo pequeño del triangulo de tela naranja.

 

Las chicas fingían conversar mientras sus manos aceleraban el ritmo de las envestidas, el cuerpo bronceado de ella se veía aun más moreno junto a la palidez de la piel de sus dos atormentadoras.

 

Durante todo este proceso, ella se mantenía en sumiso silencio, y así en silencio le vi estallar en un orgasmo avasallador bajo las manos de las jovencitas; ellas al notar su cuerpecito vibrar simplemente cambiaron de lugar, la que estaba a la derecha se pasó a su izquierda y su mano que estaba al frente, ahora la tenia x detrás y siguieron manoseándola

 

La gente alrededor no prestaba la menor atención al trió de "niñas", las delgadas adolecentes estuvieron jugando otro largo rato, y hasta donde pude comprender, habían logrado por lo menos arrancarle otros 3 orgasmos.

 

una de ellas desanudo la parte inferior del bikini y con un tirón lo arrancó del cuerpo de la diminuta morenita y se alejaron con grandes carcajadas...

 

La chica quedó desnuda de la cintura para abajo, rodeada de muchísima gente.

 

Las chiquillas con gestos de travesura nadaron hasta dode estaba la poltrona de su esclava y dejaron en la orilla el ostensible trocito de tela color naranja.

 

la Mujercita, haciendo cara de temor y suplicio, se fue alejando poco a poco del bullicio.., siempre pegada a la pared interna de la alberca hasta que luego de casi 10 minutos logró llegar a la orilla más deshabitada de la alberca y con un gesto de alivio tomo su braguita, se la puso y salió del agua donde se volvió a recostar para tomar el sol.

 

cuando miré mi reloj me percaté asombrado que ya habían pasado más de dos horas durante las cuales la hembrita mosca muerta había sido repetidamente ultrajada sin que nadie se percatara..

 

En ese momento aparecieron 3 elegantes damas de 40 o 50 años de edad y con voces claras dijeron a la mujercita que le encargaban mucho mantener "ocupados" a sus hijos, pues el día de hoy ellas tenían cena en el centro de convenciones; varios de los chicos se acercaron a escuchar y todos asentían con cara de niños buenos.

 

Las señoras se despidieron y se alejaron hacia la salida del hotel, donde 3 caballeros de su edad las esperaban.

 

Pude ver claramente como varios de los jovencitos se paraban de puntas sobre las poltronas y hasta levantaron las manos para despedirse mientras sus padres subían a un lujoso auto y se alejaban.

 

 

 

Una ola de risas y expresiones de alegría pasaron entre los 8 adolecentes, entonces luego de breves cuchicheos el altísimo jovencito y la chica gordita hicieron una breve batalla de piedra, papel y tijeras, la cual fue ganada por el sonriente chico, sus otros 3 compañeros estallaron en hurras, risas y emocionados gritos ahogados...

 

Entonces con gran calma, la diminuta morenita, con una semi sonrisa en los labios, se puso de pié, levantó su toalla y los bronceadores y demás cosas.., las metió en su enorme bolsa y uno de los chicos se la quitó de las manos.., mientras que los otros 2 la tomaban cariñosamente de ambas manos y empezaban a caminar con ella en medio, luego la jalaron para andar más de prisa..,  casi a correr rumbo a las habitaciones al otro extremo de la alberca.

 

Una de las chicas, la más alta les gritó:

 

-"ya casi son las cuatro, mas les vale regresárnosla a las siete a mas tardar o la tendremos que ir a buscar, entendido?".

 

y los 4 chicos respondieron...

 

-"si, si, ya sabemos, cállate!!"

 

y se alejaron riendo...

viernes, agosto 24, 2012

EVA, Un día en el Parque

EVA, Un día en el Parque

 

Llegó al parque a las 09:00 am, tal como se lo habían ordenado.

 

Al estacionarse miró a través de la verde extensión del césped...

 

"Ir al pabellón que está más alejado del estacionamiento",  decían claramente las instrucciones.

 

Como siempre, le habían dado instrucciones de dejar su bolso en  el auto y llevar a sólo la llave del coche con ella. Salió con  la llave en la mano, caminó por el césped hacia el pabellón que  le habían designado.

 

El pequeño parque estaba enclavado en un elegante y exclusivo club  de golf en las afueras de la ciudad, en las mañanas entre semana  era transitado por muy pocas personas que llegaban ahí de madrugada  para hacer ejercicio.

 

Los fines de semana, en cambio, estaba lleno de familias, pero a  decir verdad entre semana, y después de las 9am estaba totalmente  vacío, excepto el canto de algunos pajaritos y una que otra persona  solitaria.

 

Eva se estremeció ligeramente por el frio de la mañana y sintió el  rocío fresco en el pasto mojado tocando sus pies atreves de sus  sandalias descubiertas, el frio como siempre, levantó sus pezones  contra la tela de su delgadito vestido estampado, era una reacción  natural a la humedad y el clima frio, pero también era de anticipación  y quizá de temor ante lo que estaba por venir.

 

Eva estaba desnuda bajo el vestido, tal como le habían ordenado.

 

Al llegar al pabellón, se preguntó de nuevo que es lo que le  esperaba esa mañana.

 

La estructura del pabellón era bastante simple, cuatro pilotes y  un techo, y una mesa de picnic.

 

En cada extremo de la estructura había bancos en forma de tablones  horizontales que habían sido fijados de manera permanente entre los  postes de las esquinas.

 

Se sentó en uno de los bancos, su corazón latía desbocado mientras  observaba constantemente la entrada del estacionamiento del pequeño  parque, anticipando su llegada.

 

Desde su posición privilegiada, podía ver casi todo el parque aunque  casi nadie podía verla a ella, dado que ese pabellón de picnic estaba  muy oculto por árboles y arbustos.

 

Por lo general, casi siempre la hacían esperar, y hoy no fue diferente.

 

Una parte de ella estaba ansiosa durante esta espera, pero sabía que  la espera, era parte de lo que había sido diseñado para obligarla a  sentir la anticipación de lo que iba a suceder.

 

De repente, Eva fue consciente de un segundo auto entrando que en el  lote del estacionamiento del pequeño parque. El cuerpo entero de Eva  temblaba de frio y también de ansia y expectación, sus dientes  castañeteaban levemente.

 

Eva vio como su MAJESTAD se bajaba del auto y caminaba lentamente  hacia ella y que en sus manos llevaba una bolsa, la ansiedad se apoderó  de Eva y la emoción creció como espuma en el cerebro de Eva.

 

Cuando su MAJESTAD estuvo más cerca, entonces reconoció la pequeña bolsa  de tela ... "Oh, dios", se susurró a ella misma, "Trae Los juguetes!"..

 

Ella no podía imaginar lo que su MAJESTAD tenía en mente.

 

Se acercó a Eva, saludándola de forma normal y era obvio para Eva que  su MAJESTAD no iba a perder el tiempo. A veces había una pequeña  conversación y un lento avance hacia lo que ella tenía en mente,  pero hoy no.

 

En menos de dos minutos Eva estaba totalmente desnuda delante de su  AMA, su "Majestad", como a ella le gustaba que la llamara, Eva miraba  nerviosa a su alrededor para ver si había otras personas en el parque.

 

"Siéntate en el banco, de forma que quedes viendo hacia el  estacionamiento perrita", fueron las instrucciones en voz baja.

 

Rápidamente Eva hizo lo indicado, jadeando cuando la superficie fría  del banco tocó los muslos y el sexo desnudos.

 

Su MAJESTAD abrió la bolsa que llevaba y sacó una serie de esposas.

 

Luego la instruyó para ponérselas en los tobillos. Rápidamente Eva se  inclinó y se colocó las esposas en los tobillos. Al hacerlo, cayó en  la cuenta que ella no sería capaz de liberarse por si sola y su miedo  y su ansiedad crecieron con aún más respecto a la posibilidad de que  otras personas entraran en el parque.

 

Su MAJESTAD, metió la mano en la bolsa de nuevo, se volvió y le tendió  un par de muñequeras de piel. Estas se colocaron rápidamente en las  muñecas de Eva.

 

Sin dudarlo, apareció a la luz una bonita cadena. En cada extremo de  la cadena venia una pequeña pinza metálica y Eva suspiró cuando las  pinzas se apretaron alrededor de sus erectos pezones.

 

Tras un examen más detenido, vio que en el centro de la cadena colgaba una pequeña llave. Ella reconoció de inmediato que la llave era la  llave de las esposas y se preguntó para qué era.

 

Su línea de pensamientos se vio interrumpido por la intensa la presión  de las pinzas que se apretaban cada vez con mayor fuerza alrededor de  los botones de carne que sobresalían de su cuerpo, poco a poco la presión aseguraba las pinzas sobre sus pezones erectos. La sensación de sus pezones  repercutió hasta su clítoris y su sexo depilado y expuesto se puso a  lubricar de emoción ante la maravilla de lo que estaba a punto de suceder.

 

"Párate sobre el banco y apoya las manos en la mesa", le instruyó su MAJESTAD con voz tranquila, Eva obedeció rápidamente mientras seguía  sacando más cosas de la bolsa.

 

Con su tranquila forma de ser, su MAESTAD usó las esposas de los tobillos para asegurar las piernas de Eva a cada extremo del banco, separando así sus piernas en un ángulo propio de una bailarina de ballet.

 

Las rodillas de Eva quedaron apoyadas en el borde de la mesa.

 

Luego su MAJESTAD se apoderó de las manos de Eva y los aseguró a los  bordes de la mesa y tiró de las muñequeras hasta que sus brazos quedaron  firmemente extendidos y fijados a través de la gruesa y ancha tabla que  hacía las veces de mesa. En sus manos se apoyaba el peso de su torso.

 

La preocupación de Eva por la absoluta exposición que esa posición le  daba era natural, por ello la ansiedad pronto fue substituida por el dedo frio del miedo que le recorría la espalda.

 

Ahora estaba desnuda, esposada y atada. Estaba parada sobre el banco  completamente inclinada sobre la mesa, su culo apuntaba hacia arriba,  las piernas separadas y el sexo y el ano totalmente al descubierto.

 

Luego su MAJESTAD procedió a sacar de la bolsa a un ancho cinturón de  cuero fino y negro y rápidamente lo apretó alrededor de su estrecha cintura. Sin vacilar se inclinó una vez más y sacó otra correa de cuero  estrecho... Pero esta correa era diferente... En cada extremo de la  correa había dos aros de metal y un pequeño candado ...

 

 Continuo moviéndose con eficiente rapidez, sacó un paquete nuevo  de baterías de alto poder y larga duración, luego sacó un enorme consolador de plástico transparente e insertó en el las baterías  nuevas, luego se volvió a mostrarle un tapón anal de plástico negro  que se ensanchaba como una gota de agua desde su extremo agudo, para  luego hacerse muy estrecho justo antes de ser rematado por una base  ancha como una moneda grande.

 

 Se lo acercó a la cara de Eva... "-Mira aquí perra, Fíjate bien en la  base del enchufe..", dijo su Majestad.

 

Ella lo miró y luego reconoció que las llaves de ambos conjuntos de las  esposas unido a un anillo que rodeaba la base del enchufe en el que se  adjunta a la el cuero.

 

"Dame la llave de tu auto", dijo con sencillez-.

 

Eva, abrió las manos atadas y la llave cayó al suelo. Su MAJESTAD se  agachó, recogió la llave y la unió a la base del dildo con las otras  dos llaves.

 

Metió la mano en su bolsa una vez más, él sacó una botella de Glicerina  y recubrió el but-plug y el consolador con una capa abundante del  lubricante.

 

Eva apretó los dientes y gemía mientras su MAJESTAD enterraba sin piedad los dos aparatos en las profundidades de sus orificios, la sensación del  but-plug estirando su ano era exasperante y luego suspiró cuando llegó al cuello y se deslizo cómodamente dentro de ella, su esfínter se cerró sobre el ancho cuerpo del tapón y sólo quedo de fuera la base con forma de moneda...

 

luego el enorme aparato transparente empezó a entrar en su sexo depilado poco a poco, centímetro a centímetro, su cuerpo excitado se fue abriendo y dilatando para dejar entrar aquel enorme invasor, se sentía totalmente llena y provocando que sus caderas vibraran de tensión sexual.

 

Por último, su MAJESTAD tomó los extremos de la fina correa y los fijó con fuerza al ancho cinturón que tenía en la cintura, metiendo la banda alrededor de su vientre, pasando entre sus caderas y haciendo clic en  cada pequeño candado al ir cerrándolos, lo que garantizaba que tanto el  tapón como el consolador se vieran obligados a permanecer apretados  en sus respectivas aperturas y sólo podrían ser removidos si primero se quitaban los candados.

 

Eva podía sentir el frío metal de las llaves  presionando en el área entre el coño y el ano.

 

 Eva Jadeaba, tanto de la excitación sexual como del temor de ser  descubierta mientras su MAJESTAD se sentaba en el banco frente a ella.

 

 -"Mírame perra", dijo tranquila.

 

Eva levantó la cabeza y la miró a los ojos.

 

-"La llave de las esposas se encuentra en la cadena entre sus senos.  Las llaves para los candados y de tu coche están en la base del  butplug justo sobre el consolador".

 

A pesar de que tenía una leve idea antes, de pronto la plena comprensión  estalló sobre su mente

 

... Para ser liberada, alguien tendrá que buscar entre sus senos y  pezones para obtener la llave del candado, luego retirar el consolador  y el but-plug para llegar a la llave de las esposas.

 

-"Oh, dios", pensó Eva, "Ciertamente, no me va a dejar aquí o si??!"

 

En cuanto a ella, Eva sabía que si quería ser liberada, se vería  obligada a pedir a otra persona que la liberara de aquella situación.

 

-"P-por favor no me deje sola!" -suplicó.

 

Su cara era totalmente inexpresiva cuando se levantó y le respondió:

 

-"Creí que te gustaba la exposición en público”.

 

-"Mi, es decir Yo H-haber.., ppero no Aasí... P-por favoorr??", susurró.

 

 -Bueno, la próxima vez, piensa dos veces antes de dejar que te agarren  y te ordenen flashear tu sexo desnudo en público", sonrió y estiró la  mano para retorcer sus pezones.

 

 

 

-"P-pero. Me eeso-no signiffica...", balbuceó, con la esperanza de  convencerla para ser liberada.

 

-"CALLATE PERRA", sentenció con suavidad, "Eres una niña mala, y ahora  tienes que pagar".

 

Antes de que pudiera seguir protestando, se acercó entre sus piernas y  encendió el control en la base del consolador.

 

-"UUuMG-ah-ah, OOOhh D-dios!", tartamudeaba Eva mientras las intensas  vibraciones recorrían su cuerpo entero.

 

 -"Que tengas un buen día!" dijo con una sonrisa mientras cerraba su bolsa,  tomó su vestido y las sandalias haciendo un pulcro paquete aseado y   comenzó a alejarse caminado.

 

-"P-por favor! PPPorfavvrr! N-no Mme-deje sola... O-oh-ho-ho D-d-dios   por favvoorrr, AARRGGHH estoy... Estallando", dijo sin aliento mientras   el orgasmo atravesaba su cuerpo por 1era vez en el día.., su voz   protestaba con angustia en la voz aguda pidiéndole que no se alejara.

 

Vio con pánico mientras su MAJESTAD se dirigía a su auto y dejaba su ropa sobre el cofre, luego caminó a su coche ... Sus piernas flaqueaban y  temblaban y levantaron su culo aún más en el aire mientras otro orgasmo estallaba a través de su cuerpo maniatado...

 

El suave ronroneo del motor de su MAJESTAD sonó sobre el canto de las aves

 

El auto se movió en reversa y lentamente salió del pequeño parque.

 

Eva cerró los ojos y se puso a llorar mientras el 3er orgasmo del día hacia sus piernas temblar y por lo tanto a su grupa vibrar de la manera más deliciosa.

 

El sol comenzaba a despuntar entre los árboles y el frio desapareció del cuerpo de Eva, para ser remplazado por una fina tela de sudor...

 

El cuerpo de la prisionera estalló por 2da ocasión mientras ella  sacudía con fuerza la cabeza y cerraba los ojos.

 

Eva no se dio cuenta de la llegada del 1er visitante del parque, pues  tenía los ojos cerrados, era su rutina de todos los días, entraba por la  reja principal y daba vuelta a la derecha, pegado a la reja, siempre recorría el perímetro, deteniéndose aquí o allá cuando algo le llamaba  la atención.

 

la reja se adentraba en el bosque y se perdía de vista, de modo que  cuando Eva volvió a abrir los ojos, no vio a nadie.

 

Su recorrido fue tranquilo, la hierba estaba llena de húmedos e  interesantes aromas y olores, finalmente llegó al fondo del parque,  donde la reja daba vuelta en ángulo recto y siguió su paseo...

 

Eva miraba ansiosamente hacia la entrada del parque, debatiéndose entre la duda de llamar a gritos a quien entrara primero o mejor esperar a ver qué opciones le daba la casualidad...

 

El gritó de miedo y sorpresa de Eva, generó ecos en el solitario parque.

 

La lengua del perro lamia la entre-pierna de Eva con tranquilidad.

 

Agachando la cabeza Eva pudo ver aquel perro grande, color paja que  estaba parado en sus patas traseras y le lamia los jugos que escurrían  con abundancia de su sexo, sus piernas y sus caderas.

 

Eva empezó a gemir con miedo y sus sollozos hicieron al perro  detenerse y gruñir enseñando los dientes.

 

Sin poderse mover, a Eva la recorrió un sentimiento de miedo  absoluto de que aquel perro desconocido quisiera morderla, pero el  perro solo lamia el jugo cristalino y espeso que salía de aquella  novedad que había aparecido de pronto en medio del parque aquella  mañana.

 

Poco a poco le miedo fue remplazado por el sentimiento de deseo carnal, al sentir la lengua rasposa del animal lamer sus labios entre abiertos donde el gran falo transparente zumbaba con fuerza.

 

Tratando de no hacer ruido por temor de molestar al perro, Eva cerró la boca con fuerza y su cuerpo empezó de nuevo a volar nuevamente  por el valle del deseo.

 

El perro lamia la parte interna de los muslos y poco a poco se  acercaba su lengua rasposa al sexo de Eva.

 

Los gemidos de Eva escapaban de cuando en cuando, pues ella cerraba su boca con fuerza y el ruido constante era más parecido a el zurreo  de palomas, su boca fuertemente cerrada hacia ese ruido mientras el  perro encantado descubría que podía meter su lengua dentro de la  cuevita anegada en liquido si empujaba el objeto vibrate con su  hocico hacia un lado; el animal parecía sediento de lamer y beber de aquella fuente de jugo espeso y cristalino.

 

El 3er orgasmo la sacudió tan fuerte que el perro se detuvo  sorprendido ante la reacción de aquel cuerpo desnudo.

 

El perro olfateó con curiosidad la renovada fuente de líquido, de la cual ahora manaba mucho más liquido espeso, con un olor y sabor  claramente sexuales.

 

El perro empezó a lamer con mayor avidez... Los siguientes 4 orgasmos llegaron más rápido que los primeros..

 

Su cuerpo se cubrió de más sudor...y el 7mo orgasmo llegaba triunfal.

 

 

 

El perro empezó a explorar más, se subió a la mesa y lamio su vientre, su abdomen desnudo, siguió lamiendo hasta llegar a su axila derecha,  luego, lamiendo más llegó a su cuello, incluso lamió su cara, todo aquel  olor que se desprendía de ese cuerpo desnudo era de "hembra-en-celo".

 

El perro se empezó a excitar, entonces subió las patas delanteras a la  espalda de Eva e empezó a bombear su sexo erecto contra la cabeza de  la prisionera.

 

Eva trató de levantar la cabeza y lamer o chupar el glande de aquel animal que la había hecho estallar en repetidas ocasiones....

 

De pronto el perro soltó un agudo aullido de dolor.

 

Una segunda piedra lo sacó de su juego y tanto Eva como el perro vieron  acercarse a un altísimo caballero de avanzada edad y cabello blanco que  se acercaba a paso firme con un bastón de madera en las manos a modo de  garrote.

 

De inmediato el perro salió disparado al impacto del 1er bastonazo  contra la gruesa tabla que hacía de mesa.

 

El perro desapareció y Eva empezó a balbucear palabras de agradecimiento  a su salvador.

 

De pronto con una voz profunda de bajo aquel hombre dijo: -Wer hat gebunden Mädchen hier?

 

-Señor por favor ayúdeme, debe quitarme los aparatos usando las llaves de los candados...

 

-Ich verstehe nicht, was Sie sagen, langsamer sprechen. dijo el caballero de voz profunda.

 

-"Du bist eine kleine Schlampe, nicht wahr?

 

El alto caballero se sentó en el banco frente a Eva y le sonrió, Eva le devolvió la sonrisa.

 

-Ich wette, jemand spielt mit dir ... .. -Sie sind eine schöne Sex-Sklavin.., da?

 

Con calma, el maduro caballero acaricio la abundante cabellera de Eva, sus enormes manos tocaron su cara, sus dedos se acercaron a su boca y  Eva sumisamente abrió la boca y el hombre exploró su boca abierta como si Eva fuera un caballo.

 

Eva se sentía más tranquila y las manos del caballero le recordaron la vibración en su sexo, el caballero sopeso sus senos y examinó las pinzas que mordían sus erectos pezones..., entonces y sin aviso, Eva  estalló de nueva vez mientras el caballero la examinaba.

 

-is dat een orgasme?

 

El caballero sonrió y dijo algo con su voz grave y se puso de pie, luego  caminó alrededor del la pequeña prisionera, cuando llegó atrás y  descubrió el vibrador zumbando dentro del cuerpo de Eva; aquel hombre  extranjero movió un poco aquel falo vibrador y comprobó que no se podía  salir por la presión que ejercía la cinta de cuero; entonces se puso a  reír con voz grave durante un buen rato.

 

-por favor señor? me ayuda? la 1er llave esta aquí, entre mis senos.. Suplicó evita por segunda vez.

 

Sus enormes manos tocaron el cuerpo desnudo de Eva, sus caderas, sus muslos, la espalda, sus enormes manos abracaron la estrecha y diminuta  cintura; sus manos soltaron un par de fuertes nalgadas en cada cachete  de la hermosa grupa que ante el vibraba de deseo, luego apoyó sus manos sobre las caderas e hizo fuerza sobre las caderas, ejerciendo presión y  aumentando el peso, las fuertes y torneadas piernas de evita respondieron  ante el nuevo peso y aunque al inicio de doblaron bajo el peso, pronto  la fuerza de Eva respondió enderezándolas nuevamente.

 

Finalmente las manos de gigante llegaron al diminuto sexo depilado, de  donde seguían escurriendo los jugos cristalinos del sexo penetrado por  el enorme vibrador a baterías.

 

Aquel hombre exploró durante un buen rato el cuerpo desnudo y la firmeza de sus ataduras e incluso trató de zafar algunos de los candados o esposas.

 

-Señor? pregunto Eva nuevamente.

 

 

 

Entonces el caballero descubrió el clítoris de evita, oculto detrás  de la ancha cinta de cuero que mantenía el vibrador en su sitio,  profundamente enterrado en la vagina, entonces con una mano levantó  la cinta y con la otra exploró hasta que uno de sus enormes dedos se  posó sobre el clítoris de evita y comenzó a estimularlo con gran  tranquilidad....

 

 

 

-ooohh, no, señor porfavor, nnoo mee haga esooo...,,mmnnggghh   detengaaaseee selooosuplico, señooor?  aaahhh DIOSS!!, justo    ahi... aahhhrrgg, no porfavor? por favor? Señor? AAARRGHH..   siii, por favor, más, más... no se detengaaaaAARRGGHHHH!!!!

 

El cuerpo de Eva estalló en un poderoso orgasmo y el caballero se  rió con fuerza, pero no por ello dejo de tocar el botón de la  prisionera.

 

Eva respiraba entrecortadamente y jadeaba bajo el mareo que le causaba el 11vo orgasmo del día, su cuerpo aún flotaba en una nube  rosa de placer cuando se dio cuenta que aquel hombre no había  dejado de tocarla.

 

Eva se excitaba nuevamente y su cuerpo se rebelaba ante el  cansancio y aquel hombre sonreía de oreja a oreja.

 

 -quueee haceee?? SEÑOR? déjeme por favor, yaaa no maaas, si,  señor? aaarrgghh por favor? quiere matarme???   UUMNGGGGGggggg....

 

Otra vez Eva viajaba en el expreso del placer....

 

El caballero soltó su presa y se rió por lo bajo

 

Se apoyó en la mesa y se agacho para ver a Eva directamente a la cara

 

 

 

Ich glaube, Sie brauchen ein wenig Hilfe und ich werde es geben..,  le dijo sonriendo a Eva.

 

-no le entiendo nada señor!!!, dijo Eva entrecortadamente.

 

El caballero se sentó frente a la prisionera y jugueteó con los senos colgantes hasta que las pinzas que atormentaban los erectos pezones le estorbaban en sus manipulaciones; con una cara de sonriente  comprensión se agachó y retiró de los pezones de Eva las crueles  pinzas metálicas.

 

Evita resopló y sintió como la sangre volvía a correr por las venas antes oprimidas..., sintiendo un hormigueo entre doloroso y placentero

 

Durante un rato el caballero se entretuvo en mirar a Eva resoplar  como un animal en brama mientras él seguía sentado frente a ella.

 

Con calma y serenidad copó en sus enormes manos las pequeñas tetas de Eva y comenzó a masajearlos y pellizcarlos, Eva suplicaba y decía miles de cosas que el extranjero ignoraba.

 

El proceso continuó hasta que Eva estallo por 3era vez para el alto caballero extranjero; satisfecho y sonriente dio unas  palmaditas en la cabeza de Eva, como si ella fuera una mascota.

 

 Luego de unos 10 minutos se puso de pié, caminó detrás de Eva y empezó  a reírse con su gran voz grave mientras subía la intensidad del vibrador  algo más que solo un par de números.

 

Luego soltó un par de buenas nalgadas en Eva y se alejo caminando.

 

 

 

Eva lo miró alejarse con los ojos llenos de lágrimas mientras su cuerpo escalaba nuevamente hacia las cumbres del placer.

 

Eva cerró los ojos y trató de concentrarse.... (10 orgasmos)

 

Empezó a respirar profundamente, tratando de calmar el fuego de sus venas, mientras el caballero extranjero desaparecía.

 

Eva mordió su labio inferior, tratando de evitar la excitación que  crecía por todo su cuerpo....

 

El decimo orgasmo la dejó resoplando con los ojos cerrados y el temblor de sus piernas denotaban un posible onceavo a no mucha  distancia....

 

Eva se concentró en dejar de "sentir" y tratar de descansar con los ojos fuertemente cerrados.

 

 

 

Pasaron quizá 8 o 10 minutos, pero para Eva eran HORAS.

 

Finalmente el ruido de pasos, Eva levantó la vista y vio a una joven madre de escasos 20 y algo años caminando por el parque empujando una  carreola entrando al estacionamiento del parque.

 

Eva seguía mordiéndose el labio mientras aquella mujer se sentaba en uno de los primeros pabellones y daba la mamila a su hijo, dándole la espalda a Eva.

 

Eva suplicaba que la mujer se fuera de ahí, pero también se dio cuenta que no era una mujer, era apenas una jovencita, caminaba con torpeza, lo que denotaba que acababa de nacer su bebé.

 

Para Eva era imposible quedarse callada por más tiempo y a pesar de  sus esfuerzos le llegó el 12vo orgasmo, el cual lo acompaño de desesperados pujidos, tratando de evitar ser descubierta.

 

 El ruido hizo a la madre primeriza levantarse de un salto y quedarse viendo a Eva con ojos desorbitados, la chica parecía un pajarito  asustado, Eva resoplaba con furia ante la falta de control que tenía sobre su cuerpo, el cual seguía estallando sin importar la situación.

 

 

 

-hola? dijo la chica con voz titubeante la chica, pero ella no miraba  a Eva, miraba a izquierda y derecha, como buscando a alguien más.

 

La madre primeriza se quedó mirando a Eva durante unos eternos 5  minutos mientras abrazaba con fuerza protectora a su bebe.

 

Eva luchaba con el deseo en su sexo y entonces estalló una vez más frente  a la joven madre con fuertes resoplidos y sacudidas de su cuerpo atado.

 

Con movimientos como en cámara lenta la joven madre puso a su bebe de vuelta en la carriola y cubrió a su bebé con una manta, entonces con  pequeños y temerosos pasos, se acerco a Eva empujando su carriola..

 

 

 

-"hay alguien ahí???", volvió la chica a preguntar en voz alta mirando entre la espesura de las plantas.

 

Caminó otro poco hasta quedar a escasos 2 metros de la mesa...,  se la quedo mirando con ojos desorbitados durante eternos minutos...

 

El maldito vibrador hacia su labor, pero ahora su zumbido se escuchaba con facilidad hasta donde estaba la nueva mamá y su carriola.

 

Las caderas de Eva comenzaron a rotar y Eva cerró los ojos con fuerza y 3 segundos después otro atronador orgasmo atravesaba el cuerpo atado y desnudo enfrente a aquella curiosa.

 

 

 

La madre primeriza se quedó ahí parada como si fuera de sal y luego de  ver a Eva resoplar por otros 3 minutos, era evidente que se estaba  volviendo a excitar; fue entonces que la chica se animó a hablarle  directamente a Eva:

 

 -quien te puso así? pregunto aquella mujer con una vocecita tímida  mientras Eva estallaba de nuevamente frente a ella.

 

Eva resoplaba y trataba de contestarle, pero el simple hecho de sentirse observada la excitaba mucho, de pronto sus caderas comenzaron a rotar de nuevo y Eva cerró los ojos.

 

 Entonces, de pronto, sintió las manos de la jovencita en su sexo, Eva  estalló de nuevo justo mientras los dedos delicados de la 2da visita  apagaban el maldito vibrador.

 

-Gra-Grraciass, logró decir Eva.

 

-quien te puso así? pregunto de nuevo la damita sentándose frente a Eva.

 

 

 

 Eva comenzó a descansar por 1era vez en más de 2 horas... su cabeza colgaba sin fuerza y aunque quería hablar casi no podía

 

 

 

-"Mi, mi.., mi dueña me puso así MISS", contesto Eva entre en medio de su cansancio.

 

-"ti-tienes dueña?", pregunto de nuevo con tono de incredulidad.

 

-"si MISS, ella es mi AMA y yo soy su esclava".

 

-"te está castigando?", pregunto la chica con ojos muy abiertos.

 

-"no lo sé MISS", respondió Eva con inseguridad;"Me puede hacer el  favor de soltarme?"

 

-"soltarla?, yo?", pregunto asombrada la madre.

 

-"por favor MISS..", pidió Eva lastimosamente.

 

 

 

La chica se sentó pensativamente en la banca frente a Eva y sacó a  su bebé de la carriola, para hacerlo saltar sobre su hombro un rato, el bebé se quedó mirando a Eva y le sonrió y la madre primeriza se  dio cuenta y le dijo..., -"le gustas a Joselito".

 

La chica miraba a Eva casi sin parpadear...

 

-"MISS?, me puede soltar por favor...??", volvió a preguntar Eva.

 

 La chica la ignoró por completo y se puso de pié con su bebe en brazos, caminó en círculo alrededor del pabellón donde estaba Eva  atada mientras preguntaba con voz sonora y aguda:

 

-"hola?, hay alguien ahí?".

 

 

 

a lo que Eva respondió...

 

-"estoy sola, ella me dejo así atada y se fue hace mas de 2 horas".

 

-"hola?, de quien es esta que esta aquí?"...

 

-"hola?".

 

-"se lo suplico MISS, ayúdeme a desatarme por favor". Insistió Eva.

 

La chica se alejó de Eva realizando en esta ocasión un amplio círculo.

 

-"Hola?"

 

-"hay alguien por ahí?"..

 

La chica regresó al cabo de 8 o 10 minutos con una larga rama seca

 

Desde lejos y con algo de temor estuvo picoteando el cuerpo desnudo de la prisionera, cuando su rama atinó a enterrarse en carnes más  sensibles, el cuerpo de Eva brincó ante la intrusión y dicha reacción fue bien recibida con una amplia sonrisa de parte de la madre jovencita.

 

 

 

 -"por favor MISS..", volvió Eva a suplicar.

 

-"heyy, quien sea!!!, la estoy picándola con una rama!!!", gritó la  chica al aire nuevamente.

 

La rama estuvo tanteando la piel desnuda frente a ella y las suplicas de la mujer atada caían en oídos sordos, cuando la rama pasó entre las piernas de la prisionera, está volvió a sacudirse con fuerza, entonces  la joven madre sacó una pequeña manta y puso a su bebé sobre la mesa  y entre los brazos atados de Eva, mientras ella se ponía de pie y  picoteaba con mayor fuerza y confianza el cuerpo desnudo.

 

De vez en cuando volvía a decir algo en voz alta...

 

-"Se retuerce cuando la picoteo"...

 

De nuevo sus frases eran respondidas por el silencio del parque.

 

Mientras tanto, el bebé "Joselito" levantó sus pies y los apoyó en la  cara de la chica que lo miraba de cerca..., luego el pie de Joselito se  metió en la boca de Eva y ella, sin pensarlo se puso a chuparlo.

 

De pronto una fuertísima nalgada estalló en la grupa de Eva...

 

-"eres una puerca asquerosa!!!, como te atreves a chupar a Joselito?".

 

 

 

 Otro par de nalgadas restallaron sobre ella y luego la indignada  madre retiró al bebe de la mesa y lo puso en la carriola.

 

Entonces con cara de estar bastante molesta empezó a repartir golpes con la vara seca en el cuerpo desnudo y no se detuvo hasta ver el  cuerpo desnudo cubierto de líneas rojas.

 

Aun con cara de indignada tomo su carrito y se alejó de la prisionera.

 

 

 

Eva estuvo sola durante 15 minutos aproximadamente, entonces escucho  voces, se oían voces de hombres y de mujeres, Eva reconoció a una de  las voces, era la voz aguda y femenina de la madre primeriza.

 

Entonces Eva los vio, eran 4, venia la madre de Joselito con el niño en brazos, venían también 2 mujeres de edad madura, quizá 40 o 50 años  y junto con ellas 3 un altísimo jovencito que por los barros en la cara  y su andar torpe denotaban la adolescencia en plenitud.

 

Los 4 caminaron hasta donde estaba ella y se la quedaron mirando  durante eternos minutos hasta que la señora mayor dijo:

 

-"bueno, por lo visto no estabas mintiendo"

 

 

 

-"Eees uuna muchacha ddesnuda!!??",dijo el jovencito con voz grave.